crater en siberia

El cráter que recientemente fue descubierto en Siberia, despierta la curiosidad de las personas por su tamaño y porque resulta ser un fenómeno extraño. 

Científicos rusos ya están analizando los datos que recopilaron del cráter en la semana, para dar respuesta a las interrogantes que se han formulado a su alrededor; la única explicación hasta el momento, es que pudo haberse formado por el cambio climático.

Mientras tanto, un equipo de periodistas del periódico The Siberian Times se desplazaron a la zona para tomar las primeras fotos y video que muestran a detalle el interior del cráter, publica el portal Gizmodo.  

El investigador del Centro de Investigación Científica de Ártico Andrey Plekhanov, dijo que el cráter “tiene una forma más oval que circular, lo que hace más complicado determinar el diámetro con exactitud. Por ahora estimamos que tiene 30 metros de diámetro sin contar con las emisiones de tierra. Incluyendo los restos de la explosión alrededor del agujero serían 60 metros. Y la profundidad rondaría los 60 metros”.

El cráter tiene un lago helado en el fondo y una cascada de agua cae constantemente desde las paredes heladas.

Los científicos rusos están investigando qué pudo causar el cráter gigante que fue descubierto hace unos días en la península de Yamal, en Siberia Occidental, por tripulantes de un helicóptero que trabajaba para una empresa petrolera.

La aparición del cráter ha dado pie a multitud de teorías. Algunos especulan con que su origen puede estar en una explosión de gas, ya que se trata de una región rica en ese recurso natural. Otros creen que pudo ser causado por el impacto de un meteorito. 

Según informaron medios locales, una expedición de expertos del Centro para el Estudio del Ártico y de la Academia Rusa de la Ciencia llegó en las últimas horas a la zona para tomar muestras e intentar determinar qué causó la aparición del enorme agujero, que tendría unos 80 metros de diámetro

Un equipo de expertos llegó en las últimas horas a la zona para tomar muestras.

En la zona donde apareció el cráter las temperaturas no suelen subir de los -50ºC durante la mayor parte del año y es conocida en el idioma de los indígenas Nenets como "el fin del mundo".

Algunos expertos citados por medios rusos aseguran que la teoría del impacto del meteorito no tiene fundamento por el aspecto del cráter.

El científico Andrei Plekhanovle dijo a la agencia de noticias AP que el enorme agujero podría haber surgido debido a las temperaturas anormalmente altas que se están registrando en la región, que habrían hecho que la capa conocida como permafrost, que se mantiene congelada durante todo el año en zonas polares, se derritiera.

Otras fuentes señalan que la probabilidad de que una explosión de gas haya sido la que creó el cráter no es remota, ya que la zona donde apareció el agujereo se encuentra a unos pocos kilómetros del campo de gas de Bovanenkovo.

 

Criticón Digital