calabacin relleno

Esta receta, por su simplicidad y sus buenos resultados, es aconsejable para las personas poco versadas en artes culinarias, pero que de vez en cuando les apetece comer bien en casa con poco dinero.

Receta

Ingredientes (para 4 personas)

4 calabacines pequeños, unos 200 gramos cada calabacín. Unos 20 cm de largo.

Un lomo de bacalao en salazón, 100-150 gramos, o 200 gramos de bacalao congelado a punto de sal

2 dientes de ajo

Unas ramitas de perejil

Aceite de oliva virgen extra

50 gramos de pan rallado

100 gramos de queso rallado

Sal, al gusto

 

Preparación

Desmenuzar el bacalao en trozos pequeños, migas.

Partir los calabacines, una vez lavados, longitudinalmente en 2 mitades sensiblemente iguales.

En una olla grande  poner agua a hervir. Cuando comience a hervir, introducir las ocho mitades de los calabacines y dejar que se cuezan durante 5 minutos.

Sacar los calabacines y dejar enfriar.

Con una cuchara, sacar la pulpa interior de los calabacines y reservarla en un plato o fuente. Procurad que la pared restante del calabacín sea de unos 4 milímetros, para que no se rompa. Los calabacines ahuecados reservarlos.

Picad los ajos y el perejil.

En una sartén calentad un poco de aceite de oliva y echad los ajos y el perejil. Cuando los ajos comiencen a dorarse echad la pulpa de los calabacines reservada y freir durante 10 minutos, removiendo. Añadir las migas de bacalao desalado y freir durante otros 5 minutos. Rectificad de sal.

Añadir una cucharada enrasada de harina y sofreir con la masa de los calabacines y el bacalao. Añadir un cazo o más del agua de la cocción de los calabacines. Dejad que cueza unos minutos, sin dejar de remover, hasta que se trabe y quede con una consistencia como de una bechamel.

Con esta pasta llenar las mitades de los calabacines reservados, colocándolos en una bandeja para hornear.

Mezclar el queso rallado y el pan rallado. Cubrir con esta mezcla las mitades de los calabacines rellenos.

Calentar el horno a 200ºC. Introducir los calabacines. Dejar hornear durante 15 minutos. 

Encender el grill y dejar otros 10 minutos hasta que el queso comience a dorarse.

Sacar del horno y servir.

Si se sustituye el bacalao por carne picada, el resultado es el mismo, e igual de exquisito.

 

 

 

Criticón Digital