canelones

Este plato es uno de los preferidos por los adolescentes de mi familia.

Al sabor a mar del relleno se une la consistencia de la pasta y la suavidad de la bechamel, con el toque ácido del tomate, el aroma del brandy y la intensidad del queso. Una delicia al paladar.

Ingredientes

Ingredientes para 4 personas:

16 planchas de canelones,

1,5  kg de gambas,

aceite de oliva,

1 cebolla mediana,

1 puerro

1 cucharada de tomate frito,

4 cucharadas de harina,

un chorrito de brandy

1 dl de nata,

Queso rallado, a poder ser parmesano o manchego

sal,

perejil picado

PREPARACIÓN:

1. Hervir las placas de canelones con abundante agua con aceite y sal, escurrir y pasarlas por el chorro de agua fría y extenderlas sobre una superficie muy limpia.

2. Pelar las gambas,

3. En una cazuela ó sartén antiadherente amplia echar un chorro de aceite de oliva y saltear las colas de las gambas. Reservar y cuando estén frías picarlas muy pequeñas. Es mejor hacerlo con un cuchillo para que se noten los trozos. .

4. Poner a hervir las cabezas de las gambas en un litro de agua con sal durante 20 minutos. Pasado este tiempo, colar el caldo apretando bien las cabezas para que salgan los jugos. Reservar

5. En la misma sartén rehogar el puerro picado muy fino a temperatura suave unos 5 minutos, añadir dos cucharadas de harina y a continuación cuando esté algo tostada ir añadiendo la mitad  del caldo de gambas poco a poco y el tomate frito, no vamos a dejar de mover la cuchara de madera durante todo el proceso, unos 20 minutos. Si a pesar de no parar de mover se hacen grumos, darle un golpe con la batidora. 

6. Cuando veamos que la masa se despega bien de las paredes, ponemos las gambas picadas y le damos vueltas a todo el conjunto, 5 minutos más. 

7. Con la masa de gambas, rellenar las placas de pasta y enrrollarlas, formando los canelones. Colocarlos en una fuente.

8, Para la bechamel. Pelar y picar la cebolla muy fina. Rehogarla en un poco de aceite hasta que esté transparente. Añadir  dos cucharadas de harina y darle una vuelta unos minutos. Regarlo con el brandy y reducirlo. Echarle u poco del caldo de gambas y la nata y cocerlo unos 15 minutos, hasta que quede consistencia de bechamel. Sazonar si es necesario.

9. Cubrir los canelones con la bechamel, espolvorear con el queso rallado, meterlos al horno y gratinar unos 15 minutos.

10. Espolvorear con perejil picado 

11. Servir y ¡a comer!

Con un vino blanco muy frio es un plato exquisito.

Criticón Digital