FIFA

Nueve altos dirigentes de la FIFA han sido detenidos en Zúrich y se enfrentan a una demanda de extradición a EE.UU. Se les acusa de fraude, chantaje y lavado de dinero en relación a los Mundiales de 2018 y 2022. El presidente Blatter no estaría entre los acusados.

El Ministerio Público de la Confederación Helvética ha abierto un proceso penal contra dirigentes de la FIFA, cuya identidad no ha sido revelada, por sospechas de gestión desleal y de lavado de dinero en relación con la elección de las sedes del Mundial de Fútbol de 2018 y 2022.

Agentes del Fiscalía entraron hoy en la sede de la FIFA en Zúrich y recabaron documentos y datos electrónicos de la sede principal de la FIFA en Zúrich, confirmó la propia institución en un comunicado.

La Oficina Federal de Justicia de Suiza ha cifrado en catorce el número de personas que han sido detenidas en Zúrich en el marco de una investigación abierta en Estados Unidos por presunta corrupción en el seno de la FIFA.

Las fuerzas de seguridad suizas se han presentado este miércoles en el hotel de cinco estrellas Baur au Lac y han procedido a los arrestos a petición del Departamento de Justicia de Estados Unidos. Entre los cargos, derivados de una investigación llevada a cabo por el FBI desde hace tres años, figuran fraude electrónico, blanqueo de dinero y extorsión.

La Oficina Federal Suiza ha asegurado en un comunicado que han sido seis los directivos detenidos, sospechosos de «haber recibido sobornos» por valor de más de 100 millones de dólares desde principios de la década de los noventa. A cambio de este dinero, empresas de medios y patrocinio habrían recibido un trato de favor en campeonatos organizados por la CONCACAF, la Confederación de fútbol de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe.

El periódico The New York Times ha identificado entre los nueve mimebros de la FIFA detenidos al vicepresidente del comité ejecutivo Jeffrey Webb, de Islas Caimán; al uruguayo Eugenio Figueredo, exresponsable de la Confederación Sudamericana de Fútbol; y el triniteño Jack Warner, antiguo miembro del comité ejecutivo.

En la lista también figuran el costarricense Eduardo Li, el panameño Julio Rocha, el caimanés Costas Takkas, el venezolano Rafael Esquivel, el brasileño José Maria Marin y el paraguayo Nicolás Leoz.

Habría, además, otros cinco trabajadores de la FIFA imputados, entre ellos el directoe de márketing.

Fuentes citadas por la cadena de televisión estadounidense CNN han asegurado que el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, no se encuentra entre los acusados, aunque han apuntado que sí está entre los investigados.

Los arrestos han tenido lugar dos días antes de que la FIFA celebre sus elecciones a la presidencia, en la que el actual mandatario parte como favorito. Su único rival es el príncipe jordano Alí bin Hussein.

La petición formulada por Estados Unidos ante Suiza plantea que los delitos fueron pactados y preparados en territorio norteamericano. Además, para los pagos se habrían utilizado bancos estadounidenses, según la nota de las autoridades suizas.

La Policía Cantonal de Zúrich interrogará a lo largo de este miércoles a los detenidos y, para quienes acepten su extradición a Estados Unidos, se aplicará un procedimiento de traslado «inmediato». Si alguien se opone, las autoridades norteamericanas deberán formalizar una petición dentro del plazo de 40 días contemplado en el tratado de extradición bilateral.

La FIFA está tratando de «aclarar» la situación tras la detención de estos seis dirigentes, indicó este miércoles un portavoz del organismo. «Hemos visto lo publicado por la prensa. Estamos intentando aclarar la situación. En este momento no haremos comentarios», declaró.

Los Mundiales de Fútbol de 2018 y 2022 se celebrarán en Rusia y Catar, respectivamente, sedes que fueron elegidas en un ceremonia en Zúrich en diciembre de 2010, y que ya en su día fueron rodeadas de polémica por sospechas de corrupción.

La Fiscalía informó hoy de que el proceso penal se abrió el pasado mes de marzo "por sospechas de irregularidades cometidas durante la atribución de las Copas del Mundo de fútbol de la FIFA de 2018 y 2022".

Fue la propia FIFA quien en noviembre de 2014 presentó una demanda penal contra desconocidos ante la Fiscalía de la Confederación, "es por ello que el proceso suizo está dirigido contra desconocidos y que la institución FIFA participa como ofendida", advierte la Fiscalía.

"Los enriquecimientos ilícitos correspondientes se llevaron a cabo en parte al menos en Suiza. Además, la sede de la institución ofendida (la FIFA) tiene sede en Suiza. Razones por las cuales la investigación se abre por gestión desleal", agrega el comunicado.

Además, la fiscalía indica que "existen sospechas de blanqueo de dinero a través de relaciones bancarias en Suiza".

En el comunicado, la fiscalía deja claro que la FIFA ha colaborado esta mañana y ha entregado los documentos que se le han demandado sin oposición.

El comunicado especifica que, previamente a las acciones de hoy, la Fiscalía pidió a "varios establecimientos financieros" que le transmita documentos bancarios.

"Los documentos incautados hoy y los datos bancarios obtenidos servirán tanto en el proceso penal suizo como en los procesos en el extranjero".

Esta madrugada la policía de Zúrich detuvo a seis altos cargos de la FIFA acusados de corrupción por haber aceptado sobornos durante años, un proceso que comenzó a petición de las autoridades judiciales estadounidenses.

Los dos procesos penales son distintos pero se han dado a conocer en la misma jornada, durante la semana en la que se celebra en Zúrich el Congreso de la FIFA, y dos días antes de que la elección del presidente de la organización.

Al cargo opta Sepp Blatter, que aspira a un quinto mandato y que ha dirigido la organización durante más de veinte años, aunque a priori, no está citado en ninguno de los dos procesos legales.

En relación con el proceso de atribución de las Copas del Mundo, diez personas "que participaron del proceso de atribución de los mundiales" será interrogadas por el Ministerio Público y por la Policía Judicial Federal.

Finalmente, la Fiscalía helvética deja claro que si bien hay dos procesos legales en curso distintos e independientes, el Ministerio Público suizo y la Fiscalía de Nueva York compartirán información y se coordinarán.

Marcadores online ofrecida por Marcadores.com

Twitter

Criticón Digital