ajedrez famenino

Mundial de ajedrez femenino en Irán: pena de cárcel por jugar sin velo. ¡Joer con la religión de la paz y la igualdad!

Irán impone sus normas en el próximo mundial de ajedrez: las jugadoras deben llevar hiyab. Muchas de ellas se negarán a participar.

En 2017 el Campeonato Mundial de Mujeres de Ajedrez se celebra en Irán. El problema es que el país anfitrión obligará a las competidoras a llevar el hiyab (velo que cubre la cabeza y el pecho) para poder participar, y la infracción de esta norma podría conllevar una pena de cárcel, ya que en Irán las normas de conducta y vestimenta han de ser respetadas por todas las mujeres, sean iranís o no, crean en el Islam o no.

La polémica no ha tardado en aparecer, junto al rechazo explícito de muchas competidoras. En declaraciones recogidas por la revista PlayGround, la campeona estadounidense, Pikidze Nazi, afirmó que "es totalmente inaceptable que un lugar en el que las mujeres aún están obligadas a llevar velo, acoja uno de los torneos más importantes". Por su parte, la campeona ecuatoriana ha declarado que "ninguna institución, ningún gobierno, ni el Campeonato Mundial de Mujeres de Ajedrez deben obligar a las mujeres a llevar o no llevar hiyab".

Sin embargo, no todo son discrepancias: la presidenta de la Comisión de la FIDE - World Chess Federation de mujeres, la también estadounidense Susan Polgar, opina que la prioridad es el respeto a las "diferencias culturales", y se explica así al respecto: "Cuando he visitado países con diferentes culturas, me gusta mostrar mi respeto y vestirme con su estilo tradicional de la ropa. Nadie me pidió que lo hiciera. Sólo lo hago por respeto. Yo, personalmente, no tendría problemas en llevar un pañuelo en la cabeza [hiyab] mientras también lo hiciesen el resto de jugadoras".

En cualquier caso, algunas de las jugadoras más célebres ya han anunciado que tienen la intención de boicotear la competición.

La reciente designación de Teherán como sede para la realización del mencionado Torneo, ha causado gran polémica en el mundo del ajedrez.

64 participantes certificadas de todo el mundo, están supuestas de asistir a la cita, pero de acuerdo con las agencias de noticias internacionales, un grupo de las mejores jugadoras tiene el propósito de darle un “jaque mate” a la Federación Mundial de este deporte ubicada en  París, y ya ha amenazado con boicotear el evento.

¿El motivo?

No están dispuestas a aceptar las pretensiones de las autoridades iraníes que usen el tradicional velo musulmán. 

Pero en el país anfitrión tampoco están dispuestos a hacer concesiones ni excepciones!

Si cualquiera de las competidoras llegare a desobedecer las “órdenes”, podría ser arrestada por la ‘Policía Moral’, que tiene a su cargo hacer cumplir la medida vigente desde 1979, de usar el hijab en las calles.

Absolutamente todas las ajedrecistas han reaccionado “con horror” al conocer esta noticia.

Es totalmente inaceptable que un lugar en el que las mujeres aún están obligadas a llevar velo, sea la sede de uno de los torneos más importantes…y que además nos impongan a taparnos la cabeza para jugar, afirman muchas de las participantes.

La pregunta que muchos se estarán haciendo seguramente es como llego Irán a ser la sede del Mundial…

La respuesta es muy simple!

Según la Federación Mundial de Ajedrez,  fue el único país que presentó su candidatura!

En vista que ninguna de las otras 150 federaciones nacionales de ajedrez puso objeción alguna, la Asamblea General de la FIDE aceptó la propuesta.

Esta competencia será uno de los acontecimientos deportivos de mayor impacto en la historia de Irán y servirá para demostrar la fuerza de las mujeres iraníes en el ajedrez.

En nuestra opinión, el deporte debería estar liberado de discriminación sexual o religiosa.

Se trata de un llamado legítimo en defensa de los derechos  humanos, y más aún del género femenino, como en este caso, donde existen 64 participantes de distintos rincones del mundo que están siendo afectadas por las decisiones de  personajes que pasan por encima de las costumbres de quienes vienen con sus propias costumbres, simplemente a competir en un torneo.

De allí que las Campeonas o Reinas del Ajedrez que han manifestado su rechazo a los condicionamientos para poder participar en la cita deportiva hacen la diferencia al decir NO al hijab (velo) por considerar que es una imposición que atenta contra la libertad de las jugadoras no musulmanas.

Valores humanos que se destacan en esta controversia son el Respeto a las Diferencias y el Derecho a la Libertad.

Someter a otros por medio de los sistemas de creencias y religión, y especialmente a las mujeres, constituye una clara privación de sus derechos, así como también “una forma de esclavitud”.

Es necesario desafiar cada día aquellas prácticas, que en nombre de la tradición, coartan la convivencia, la libertad, la aceptación de lo diverso…

Desconocemos cual será el desenlace de esta “película”, y desde nuestra página esperamos que el ajedrez se convierta  en un vehículo para “darle un Jaque Mate” a la intolerancia, a la violencia y a la discriminación.

Marcadores online ofrecida por Marcadores.com

Twitter

Criticón Digital