argentina no paga

"¿Ha ocurrido un evento de crédito con respecto a la República Argentina?". Una pregunta aparentemente sencilla. Pero de la que dependen cientos de millones de dólares. La clave reside en quién la ha formulado, a quién la ha formulado y para qué la ha formulado.

La ha realizado el banco UBS, se la ha realizado a la Asociación Internacional de Derivados y Permutas (ISDA, por sus siglas en inglés) y le ha hecho esta consulta porque si responde afirmativamente a esa cuestión y concluye que sí ha ocurrido un evento de crédito, eso significará que se activarán los seguros de crédito (CDS) existentes sobre la deuda argentina. Es decir, los tenedores de estos CDS podrán reclamar el pago de estas coberturas.

Por el contrario, si entiende que no ha ocurrido, no podrán reclamar el cobro de ese seguro.

ISDA acaba de anunciar que tras la reunión de este viernes, a las 11 horas en Nueva York -17 horas en España- para tratar la consulta recibida, se ha constatado que Argentina SÍ ha incurrido en un "evento de crédito" .

 La Asociación Internacional de Permutas y Derivados (ISDA) declaró el viernes en la práctica a Argentina en suspensión de pagos, al poner en movimiento un proceso para el pago de unos 1.000 millones de dólares en seguros por incumplimiento de crédito de bonos soberanos o 'credit default swaps' (CDS).

  Los 15 miembros del comité de determinación decidieron que hubo un evento de "incumplimiento de pago" en contratos al 30 de julio, el día en que Argentina no pagó un cupón sobre algunos de sus bonos reestructurados regidos por leyes extranjeras, dijo IFR, un servicio financiero Reuters.

   Las deliberaciones necesitaban un mayoría del 80 por ciento para llegar a una decisión. La discusión fue iniciada por un pedido del banco suizo UBS.

Los CDS son seguros de crédito que los inversores pueden comprar para cubrir su tenencia de bonos. Si ese bono no se paga, la activación del CDS previo veredicto de la ISDA paliará esa pérdida. El panorama se complica por la dificultad de conocer el volumen real de CDS, puesto que esos contratos se acuerdan entre las partes en mercados no regulados, lo que dificulta saber los montantes que tendrían que pagar los vendedores de esas coberturas, habitualmente bancos de inversión y aseguradoras. Según recoge la agencia financiaciera Bloomberg, citando datos de la Depositary Trust & Clearing Corporation, el 25 de julio había 2.652 contratos que aseguran de forma neta 1.000 millones de dólares en deuda argentina.  

La situación desencadenada tras no haber alcanzado un acuerdo entre Argentina y los fondos buitre está dejando una huella evidente en los CDS. Los seguros a un año se disparan cerca de un 30%, hasta los 6.345 puntos básicos, y los seguros a cinco años, un 65%, hasta los 2.710 puntos.

Criticón Digital