crimines islamistas

Hay informes que indican que los yihadistas asesinaron recientemente a más de 500 yazidíes (kurdos zoroástricos) y expulsaron a decenas de miles de sus hogares. Ejecuciones sumarias, esclavas sexuales… los yihadistas continúan con el genocidio yazidi

La Liga Árabe condenó hoy con firmeza "los crímenes contra la humanidad" que perpetra la organización yihadista Estado Islámico (EI) contra los cristianos y yazidíes iraquíes, y pidió que los culpables comparezcan ante la justicia internacional.

Ejecuciones sumarias, éxodo en masa, decenas de muertos de hambre y sed, mujeres secuestradas para usarlas como esclavas sexuales, destrucción de aldeas y templos de culto milenario… Mientras todas las miradas del mundo se dirigían a Gaza y la brutal ofensiva israelí, en el norte de Irak el Califato o Estado Islámico recientemente instaurado en Mosul ponía en marcha la máquina del genocidio. 

En esta ciudad, las primeras órdenes de exterminio del ISIS (Estado Islámico de Irak y Siria) se dirigían hacia los otros credos, lo cristianos y los chiíes. Sin embargo, a partir del sábado 2 de agosto, las fuerzas califales comenzaron a avanzar por las distintas comarcas alrededor de Mosul expulsando a las distintas minorías religiosas de la zona. De forma muy especial, se han dirigido hacia el Sinyar, una región entre Mosul y la frontera siria que, habitada por unos 300.000 yezidis, es la mayor concentración en todo el mundo de esta religión, masacrando a hombres, mujeres y niños. Estos "adoradores del diablo", según los islamistas, deben ser exterminados de la faz de la tierra, cumpliendo con el mandato de su profeta Mahoma. .

En un comunicado, el secretario general de la organización panárabe, Nabil al Arabi, recordó en ese sentido que hay informes que indican que los yihadistas asesinaron recientemente a más de 500 yazidíes y expulsaron a decenas de miles de sus hogares.

Asimismo, Al Arabi repudió las operaciones de deportación que el EI lleva a cabo contra los civiles yazidíes y cristianos y miembros de otras minorías de la ciudad de Mosul y sus alrededores, en el norte de Irak.

Por último, instó a todos los órganos regionales e internacionales a intensificar sus esfuerzos para ayudar a Irak a salir de la actual crisis y disponer la debida protección a las minorías iraquíes, y proteger la práctica de culto de todos los iraquíes sin distinción.

La condena de la Liga Árabe se produce después de que una fuente del Gobierno municipal de Sinyar informara ayer de que unos 20,000 civiles pertenecientes a la minoría yazidí habían logrado escapar del cerco del EI en torno al cercano Monte Sinyar, en el norte de Irak.

Se calcula que todavía hay más de 130,000 miembros de la comunidad yazidí desplazados en esa zona, a la espera de recibir la ayuda humanitaria que EU y Reino Unido están ofreciendo desde el aire, que en muchos casos se estropea cuando impacta contra el suelo, ya que los paquetes son lanzados desde aviones a gran altura.

Criticón Digital