califato en nigeria

Los combatientes del movimiento radical islamista Boko Haram han anunciado el establecimiento de un “califato islámico” en la ciudad de Gwoza, al noreste de Nigeria.

En un video de 52 minutos de duración obtenido por la agencia de noticias AFP, el líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, elogió la victoria sobre la ciudad y la posibilidad de unirla a su “califato”.

Señaló que Gwoza, en el estado de Borno, ya “no tiene nada que ver con Nigeria”. “No vamos a dejar la ciudad. Hemos venido para quedarnos”, afirmó Shekau.

Sin embargo, el ejército nigeriano rechazó esa proclamación y dijo que “no tiene  sentido”. “La soberanía y la integridad territorial del Estado nigeriano están intactas”, afirmó en un comunicado el portavoz de las fuerzas armadas, Chris Olukolade.

Shekau —considerado terrorista a escala mundial— declaró, en un video difundido el mes de julio, su apoyo al líder del Estado Islámico (EI), Abu Bakr al Baghdadi, cuando se autoproclamó “califa”  y “líder de los musulmanes en todo el mundo”.

Pero en esta última grabación, el líder de Boko Haram no aclara si  está asociándose a ese “califato” de Baghdadi que ha empezado a gestarse en partes de Irak y Siria, o si su proyecto es exclusivamente nigeriano.

Shekau, cuya organización secuestró a más de 200 estudiantes en abril cuyo paradero sigue siendo desconocido, apareció en el video vestido de camuflaje, con un kalashnikov en ristre, frente a tres camionetas y rodeado de cuatro milicianos.

El video muestra  igualmente una serie de macabras ejecuciones, al estilo que caracteriza al EI en Siria e Irak.

Según reporta Human Rights Watch, en la primera mitad del 2014 el grupo terrorista asesinó a más de 2 000 personas.

Las actividades de los radicales llevaron a la declaración en mayo de una guerra total contra el movimiento por parte de Nigeria, Camerún, Níger, Chad y Benin para acabar con este foco de inestabilidad en la región.

Criticón Digital