sarkozy

SARKOZY Y LE PEN CELEBRAN EL TRIUNFO CLAMOROSO DE LA DERECHA-

La derecha gana las elecciones departamentales en Francia. La derecha, de centro y extrema derecha, ha sido mayoritaria este domingo en la segunda ronda de las elecciones departamentales francesas, que han registrado un 50% de participación.

Un centenar de departamentos estaban en disputa en un país muy centralizado, con pocas competencias locales. La derecha ha conseguido 67, arrebatando una veintena a la izquierda, que aún conserva 34. El Frente Nacional gobernará únicamente en dos departamentos, a pesar de ser el segundo partido individualmente más votado. 

Con un recuento de los votos lento, en comparación con el escrutinio en España, los principales líderes políticos franceses valoraron los resultados de las elecciones departamentales con encuestas a pie de urna.

El líder del centro-derecha francés, Nicolas Sarkozy, ha destacado que tras la victoria de su partido, la Unión por un Movimiento Popular (UMP) en la segunda vuelta de las elecciones departamentales francesas queda desacreditado el modelo socialista "arcaico" y "fracasado" y valora el resultado electoral como síntoma de que la alternancia "está en marcha" y "nada la detendrá".

"Vamos a acelerar la preparación de un proyecto republicano de alternancia, condición absoluta para enderezar nuestro país y detener el deterioro en el que nos han sumido tres años del socialismo más arcaico de Europa", ha destacado Sarkozy en su primera intervención ante simpatizantes tras el cierre de las urnas.

El líder conservador cree que el modelo socialista ha quedado "desautorizado" y "fracasado", según declaraciones recogidas por el diario 'Le Figaro' en su edición digital.

Para Sarkozy, "la esperanza renace para Francia", aunque advierte de que "el camino será largo y difícil" para lograr la alternancia. En cualquier caso, cree que "nada la detendrá".

"Esta noche, la derecha republicana y el centro han ganado claramente las elecciones", ha destacado Sarkozy. "Nunca en la Vª República nuestra familia política había ganado tantos departamentos. Nuestros candidatos han demostrado que nuestras ideas son válidas en cualquier parte, incluso en departamentos gobernados por la izquierda desde hace décadas", ha argumentado.

"En los departamentos gobernados por nuestra mayoría pondremos fin a los gastos públicos inútiles, controlaremos los impuestos y ayudaremos al desarrollo económico", ha afirmado. El dirigente conservador ha destacado la importancia de la unidad "sin la que no será posible el futuro" durante su intervención ante simpatizantes.

Le Pen cree que han sido "un paso en el camino hacia el poder"

Resultado de imagen de elecciones departamentales en francia

La líder del partido ultraderechista Frente Nacional, Marine Le Pen, ha destacado los resultados de la segunda vuelta de las elecciones departamentales francesas como "un paso en el camino hacia el poder" de su formación política.

"Las departamentales son un paso hacia la llegada del Frente Nacional al poder. Yo soy la cabeza del único partido político de oposición, libre e independiente", ha afirmado Le Pen.

Ha destacado que "el Frente Nacional se diferencia de UMP-PS (...) en que ellos tenían un solo objetivo, que era vencer al Frente Nacional". Ahora, tras el "fracaso" del Gobierno, habrá un "relevo patriótico", ha señalado Le Pen. 

"La República es el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. Eso es lo que vamos a aplicar", ha asegurado. "Para la historia queda esta tarde el nivel del Frente Nacional en numerosos territorios", ha apostillado.

Valls atribuye a la "ira y al cansancio" la derrota de los socialistas

El primer ministro francés, Manuel Valls, ha atribuido a la "ira y el cansancio cotidiano" la clara derrota de su partido, el Partido Socialista, en la segunda vuelta de las elecciones departamentales celebradas este domingo.

"Los franceses han expresado su ira, su cansancio ante una vida cotidiana muy difícil. He escuchado el mensaje. Mi gobierno seguirá respondiendo", ha afirmado Valls en comparecencia pública tras el cierre de las urnas, según recoge 'Le Figaro'.

Valls ha destacado que "la economía va mejor gracias a las reformas" y ha asegurado que ya se están atisbando los primeros signos de recuperación "aunque aún son poco perceptibles". "Mi gobierno redoblará sus energía con una prioridad: empleo, empleo, empleo", ha apostillado. En cualquier caso, Valls ha atribuido la derrota de la izquierda a que estaba "muy dividida en la primera vuelta"

El primer ministro también se ha referido a los resultados del Frente Nacional, que podría lograr la mayoría en algunos departamentos, y ha advertido de que este resultado "es un desafío para los republicanos" y ha reconocido que es un signo de "la irrupción duradera en nuestro paisaje político" de la extrema derecha.

Criticón Digital