maduro

Venezuela da la espalda al chavismo 17 años después

La derrota de Maduro adquiere tintes catastróficos. La oposición del MUD,  Mesa de la Unidad Democrática, obntiene 99 diputados, duplicando al oficialismo que se queda en 46.

Maduro atribuye la derrota a “la guerra económica”

El presidente venezolano acepta la derrota pero avisa amenazando a los votantes de la oposición de que “pronto sabrán que nosotros somos quienes representamos la paz de Venezuela”.

Una de las demostraciones de que el oficialismo no estaba cómodo con el desarrollo de la jornada electoral es que el Consejo Nacional Electoral (CNE) decidió ampliar de manera ilegal, y ante la protesta de la oposición, una hora el cierre de las mesas electorales.

Sin embargo, los principales responsables de la coalición opositora de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) comparecieron ante la prensa con declaraciones muy optimistas y en especial a través de canal de la MUD en Youtube ante la completa censura ejercida por los principales medios controlados por el chavismo a los opositores. De hecho, Lilian Tintori, esposa del encarcelado Leopoldo López, dijo que "hemos hecho todo lo que teníamos en nuestra mano, sólo faltaba el voto (...). Vamos a rescatar la democracia: ya la hemos rescatado porque todos salieron a votar". Poco después envió un vídeo a través de las redes sociales en el que aseguraba que la oposición había ganado las elecciones logrando más de 100 diputados.

Pasadas cerca de cinco horas después del cierre de las mesas, el organismo electoral venezolano dio los primeros resultados que confirmaron el optimismo mostrado por la oposición desde su centro de campaña: 99 diputados para el bloque opositor del MUD y 46 para el Partido Socialista Unidos de Venezuela (PSUV). Según señaló la presidenta CNE, Tibisay Lucena, aún quedan por adjudicarse 19 diputados. Además, informó de que la participación, que calificó de "extraordinaria", fue del 74,5% y que el porcentaje escrutado para esa distribución de escaños, que ya es irreversible en los circuitos totalizados, fue del 96,03%. 

Poco después de conocerse el primer boletín de resultados del CNE, el presidente Nicolás Maduro reconoció la derrota del PSUV y aceptó los "resultados adversos" de los comicios parlamentarios.

El chavista dijo que "en todas las circunstancias hemos sabido reconocer los resultados, en todas las circunstancias. Resultados favorables y adversos (...) y siempre hemos confiando en nuestro poder electoral y, sobre todo en la voluntad de ustedes". Además, apuntó que "viendo estos resultados, hemos venido con nuestra moral y nuestra ética a reconocer y a aceptar estos resultados adversos y a decirle a nuestra Venezuela que la Constitución ha triunfado".

Tras felicitar al pueblo chavista que asistió a votar por los candidatos oficialistas, afirmó que triunfó la "guerra económica", que asegura le hace la oposición y la empresa privada a su Gobierno para derrocarlo, causando la escasez de productos básicos o inflando sus precios desde hace un par de años.

"Ha triunfado la guerra económica, ha triunfado una estrategia para vulnerar la confianza colectiva en un proyecto de país, ha triunfado circunstancialmente, el estado de las necesidades creado por una política de capitalismo salvaje, de esconder los productos, de encarecerlos, es una guerra sin parangón, sin igual", señaló. A juicio del mandatario venezolano, esa guerra económica que se "recrudeció" la última semana antes de las elecciones "inhibió" a un porcentaje importante de votantes pro oficialistas "y viró las corrientes históricas".

El encargado de mostrar la felicidad de la oposición por los resultados fue Jesús Torrealba, secretario general de la MUD, quien señaló que "este primer boletín tiene un resultado que orienta a una estruendosa derrota del oficialismo" por lo que dijo que de esta manera comenzaba el cambio: "Hoy es un día de celebración y de reflexión".

Torrealba agregó que "nada puede detener a un país que ha decidido transformar esta realidad" y por eso subrayó –en tono de advertencia– que ahora es su responsabilidad mandar un mensaje al Gobierno: "El pueblo habló claro y no tolerará desvíos de sus principios". También apuntó que "nada puede detener a un país que ha decidido transformar esta realidad" y que "el futuro nos pertenece a todos".

Criticón Digital