esperanza

Esperanza Aguirre ha presentado este lunes su dimisión como portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, el único cargo de representación del partido que ocupaba en la actualidad, tras sentirse "engañada y traicionada" por su ex número dos, Ignacio González.

Se va una mujer que ha sido referente en la política española. Nadie tan querido por sus admiradores ni tan odiado por la izquierda española. 

En una breve comparecencia sin preguntas la ya ex concejal ha dicho que pidió explicaciones a Ignacio González cuando se publicaron informaciones que señalaban que estaba inmerso en "asuntos incorrectos" y que él le dio "explicaciones exhaustivas en privado".

"Yo tengo como norma de conducta no eludir nunca mis responsabilidades", ha señalado la ex presidenta de la Comunidad de Madrid en una intervención de apenas tres minutos. En este sentido, ha dicho, ha decidido marcharse "sin dilaciones y sin excusas", como entiende que deben hacerlo los políticos cercados por los casos de corrupción.

Pese a que la dirección nacional ha evitado pedir públicamente su renuncia, nadie en el PP consideraba posible su continuidad tras la entrada en prisión del ex presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González.

Fuentes cercanas ya admitían esta mañana que tenía la decisión tomada y que su intervención estaba redactada, a falta sólo de resolver cuándo lo anunciaba. Aguirre ha comunicado a Génova sus intenciones esta misma tarde. El PP se ha mostrado "indignado" ante todo lo que se ha conocido en la llamada operación Lezo. Según el vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado, la dirección nacional no tuvo "ningún conocimiento de los hechos" que se achacan al ex presidente de la Comunidad de Madrid.

González fue detenido el pasado miércoles en la operación Lezo por presunta corrupción en la gestión del Canal de Isabel II. Además, se le acusa de recibir comisiones por parte del también detenido Javier López Madrid, consejero de la constructora OHL y yerno de su presidente, Juan Miguel Villar Mir.

Tras declarar durante tres horas ante el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco decretó la noche de este viernes prisión incondicional. Horas después, era trasladado a la cárcel de Soto del Real.

No es el primer hombre fuerte de Esperanza Aguirre que entra en prisión. Francisco Granados lo hizo el 31 de octubre de 2014, y actualmente continúa en otra de las prisiones de la Comunidad de Madrid, la de Estremera.El 14 de febrero de 2016, Esperanza Aguirre dejó la Presidencia del PP de Madrid pero mantuvo su cargo del portavoz municipal en el Ayuntamiento. Así lo comunicó en una rueda de prensa imprevista, como calificó ella, motivada por las informaciones que apuntan a una posible financiación ilegal del PP.

Criticón Digital