Antes incluso del discurso de Felipe VI, algunos dirigentes de Podemos ya comentaban que no les iba a convencer. Tras las palabras del monarca, la reacción de los podemitas fue grotesca. En las redes sociales, desde Izquierda Unida se llegó incluso a hacer gracietas con las palabras del Rey.

A los traidores a la Patria, a los criminales, a los hijos y nietos de criminales no les ha gustado el discurso del Rey. Ya creían que la guerra que perdieron los cobardes de sus abuelos la tenían ganada, pero el Rey ha dejado las cosas claras, se ha puesto al frente de la nación, ha pegado un puñetazo en la mesa y ha gritado: "Hasta aquí hemos llegado, ni un paso atrás mas". Y todas estas alimañas se han echado a temblar.

Los dirigentes de Podemos e IU prefirieron no comparecer públicamente para valorar el discurso. Fue en Twitter donde Pablo Iglesias le pidió al monarca que no hablara en nombre de sus votantes.

Así se ha pronunciado la líder de la formación morada en su perfil oficial de Twitter. Previamente, Rodríguez ha compartido los mensajes de Pablo Iglesias, quien ha indicado que "como presidente de un grupo parlamentario que representa a más de 5 millones de españoles, le digo al Rey no votado: no en nuestro nombre"; y el del eurodiputado de Podemos Miguel Urbán, en el que indica que "si alguien tenía alguna duda, hoy se ha confirmado que el Rey Felipe VI es parte del problema".

Por su parte, la portavoz del grupo parlamentario de Unidos Podemos, Irene Montero, aseguró que el Rey estaba "comprometido con el PP". En esta misma línea, ya el miércoles por la mañana, Montero aseguró en una entrevista en TVE que "el rey no dio ningún abrazo, ninguna palabra de cariño, ninguna caricia a las personas que han sido heridas y no aportó ninguna solución, Salió a defender la posición del PP".

Según Montero, desde Podemos esperaban que el Rey hubiera hecho "un poco de política más feminista no tan autoritaria. Una política que hiciese alguna caricia, que diese algún abrazo, que aportase alguna solución"; insistió la portavoz del partido morado que dijo estar "decepcionada y preocupada".

Otro de los problemas de Podemos ayer fue que no tenían muy claras las fechas. Ramón Espinar situó el inicio de la monarquía constitucional en 1973 y no solo eso, volvió a dar la nota hablando de la "testosterona":

Pero la respuesta más sonrojante llegó desde Izquierda Unida. Los de Alberto Garzón dedicaron su tiempo a hacer bromas con el discurso y con el propio Felipe VI.

Tras esta vergonzosa respuesta, Izquierda Unida también publicó una "reflexión" más extensa realizada por Alberto Garzón del discurso del Rey.

La secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, tras el mensaje pronunciado por Su Majestad el Rey por la situación en Cataluña, ha expresado que "un día votaremos también sobre su mandato de sangre, señor Borbón".

Así se ha pronunciado la líder de la formación morada en su perfil oficial de Twitter. Previamente, Rodríguez ha compartido los mensajes de Pablo Iglesias, quien ha indicado que "como presidente de un grupo parlamentario que representa a más de 5 millones de españoles, le digo al Rey no votado: no en nuestro nombre"; y el del eurodiputado de Podemos Miguel Urbán, en el que indica que "si alguien tenía alguna duda, hoy se ha confirmado que el Rey Felipe VI es parte del problema".

Los criminales e hijos de criminales 

Criticón Digital