golpe de estado

¡JOVEN ESPAÑOL ÁRMATE Y DEFIENDE TU NACIÓN, CONTRA AQUELLOS QUE QUIEREN DESTRUIRLA!

El pleno declara la independencia de Cataluña sin que Puigdemont tome la palabra, sin que los secesionistas den la cara, y sin que Forcadell permita intervenir a Arrimadas, Albiol e Iceta.

Una nueva sesión parlamentaria para el bochorno internacional. Tras múltiples dilaciones, viajes de ida y vuelta e insólitas piruetas como la de este jueves con la frustrada convocatoria electoral, el Parlamento de Cataluña vivió este viernes la hora-H de su Día D. El pleno de respuesta a la inminente aplicación del artículo 155 de la Constitución, que permitirá al Estado tomar el control de las instituciones catalanes, sirvió para que Junts pel Sí facilitase a Carles Puigdemont la pista final para el aterrizaje en la independencia y en la consiguiente República catalana.

A las 15.27 llegó el momento decisivo: la votación de la resolución que insta al Govern a declarar la independencia de Cataluña. Con 70 votos a favor. C's, PP y PSC abandonaron el hemiciclo al grito de ¡Visca Cataluña! Y la Mesa advirtió de que el sí a esta iniciativa conlleva una advertencia penal del Tribunal Constitucional. En una nueva triquiñuela, Junts pel Sí pidió el voto secreto en urna para blindar a los diputados independentistas y que la Justicia no pudiera identificarlos. Y, para más vergüenza, no se votó ni siquiera el preámbulo que oficializa la DUI.

 

Todo con momentos surrealistas en el pleno -ante la negativa de Puigdemont a intervenir de nuevo en una jornada tan decisiva para Cataluña- como cuando la líder de C's, Inés Arrimadas, reclamó un turno de palabra -no previsto- para los líderes de los grupos. ¿Es qué van a declarar ustedes la independencia?, ironizó, para justificar su petición.

"El que acaban de cometer es el mayor ataque a la democracia", advirtió, y hizo un llamamiento a las catalanes ante las elecciones que la aplicación del 155 dibujan: "Salgan a votar en masa". Pero ni Xabier García-Albiol ni Miquel Iceta tuvieron tanta suerte. Forcadell les privó de la palabra en un pleno tan decisivo. La respuesta, la bandera de España se hizo visible en los escaños constitucionalistas.

Tras sendos retrasos, el Pleno arrancó con una hora y media de retraso y entre continúas broncas y protestas de los portavoces de Ciudadanos y del PP por la actitud de centenares de alcaldes independentistas convocados por ERC y la CUP, y que celebraron una asamblea en las propias dependencias de la Cámara con gritos y vítores a favor de la independencia.

El portavoz de C's, Carlos Carrizosa, fue así de claro: "Hoy es un día triste y dramático en Cataluña. Es el día que se perpetra definitivamente el golpe a nuestra democracia". "Después de atropellar la ley tienen la poca vergüenza de criticar al PP, PSOE y Ciudadanos quieran aplicar la Constitución", recalco, justo antes de romper en pedazos la resolución independentista de Junts Pel Sí.

Alejandro Fernández, en nombre del PP, acusó a Puigdemont y Junqueras de "convertir su proyecto separatista en populista" y advirtió de que "ningún debate justifica la barbarie que se ha producido aquí durante los últimos cinco años". "Hoy es un día negro para la democracia", reconoció.

Mismo argumento que retomó la portavoz del PSC, Eva Granados, que preguntó a Puigdemont: "¿Qué modelo de democracia, de pluralismo, de país quieren hoy? Hoy con la DUI lo revientan todo. Nos han puesto ante el abismo y hoy dan un paso hacia delante", se lamentó.

También la portavoz de Cataluña Sí que es Pot, Marta Ribas, se sumó al frente contra la independencia unilateral: "Es un grave error que planteen la DUI como una respuesta al 155, no nos protegerá".

En el frente secesionista, el primero en acceder a la tribuna de oradores fue el portavoz de la CUP, Carles Riera, enfatizó el carácter histórico de este viernes. "Hoy nos disponemos a hacer un paso histórico con la legitimidad del referéndum del 1 de octubre. De acuerdo con su ley del Referéndum no puede hacer otra cosa que proclamarla. Este es el mandato de nuestro pueblo mostrado en las urnas".

Después, Marta Rovira, de JxSí, puso especial empeño en defender la legitimidad del paso ilegal dado por Junts pel Sí. "Nosotros -subrayó- no queremos imponer la independencia a nadie. Hemos sometido nuestra opción política a las urnas y ganamos. Y la volvimos a someter a las urnas el pasado 1 de octubre".

Criticón Digital