pleno

Te untaremos los dineros con tocino,

para que no nos los sises, alcaldilla.

Que, aunque tu apetito es canino,

¿comer cerdo, para ti, es ser caníbal? 

Otro Pleno para enmarcar, queridos convecinos. Los afortunados que asistieron se lo pasaron chachi piruli; ¡para qué queremos cines o teatros en nuestro querido Priego, si tenemos un sainete (acepción 3) en cada reunión del Consistorio!

¡PRICENSES, OS ANIMO A TODOS A ACUDIR A LOS PLENOS!

¡APOYAD A VUESTROS CONCEJALES! 

Comenzó el acto con la entrada triunfal de la Alcaldesa portando la vara de alcalde en su mano derecha,- el desfile de majoretes parece que se quiere institucionalizar-. seguida por su mozo de espadas y futuro concejal, también marido, Alfonso Biurrún.

La segunda concejala no aparecía, el comienzo del Pleno debió retrasarse un cuarto de hora, con la aquiescencia de todos los concejales presentes.

Apareció la segunda concejala con los ojos inyectados de fulgor infernal, cual furia mitológica.

¿Creéis que se disculpó o dijo “buenas tardes”? Quia. Cual Tisífone vengadora vomitó (acepción 3): “¿Quién ha sido el iluminado que ha puesto que se celebran plenos todos los meses?, seguro que alguno que no tiene nada mejor que hacer. Tenía la tienda con clientes y no he podido atenderlos”.

Salvador Martinez le contestó: “el Pleno, por mayoría; pero tienes una sencilla solución, dimite y no te causarán más problemas los Plenos”.

“No lo haré de ninguna manera, ahora menos que nunca”, contestó la interfecta (acepción 2).

Comienza el Pleno, con la aprobación de las actas de los dos Plenos Extraordinarios celebrados en febrero que fueron aprobadas por unanimidad.

Se procede después a la toma de posesión del concejal del Grupo Popular.

La Alcaldesa ordena a la Secretaria que lea las resoluciones de la Alcaldía desde el anterior Pleno Ordinario, para dar cumplimiento al punto 3 del orden del día. Ahí ya comenzó el baile.

Cada resolución que se leía era un despropósito. Al concejal no adscrito Nicolás Cano se le descoyuntaba la mandíbula. Le parecía imposible que se hubiesen cometido tal cúmulo de disparates e incluso, ilegalidades.

Intereses acumulados por facturas no pagadas, viajes sin sentido a 650 euracos de vellón, prórrogas de presupuestos sin contar ni con Dios bendito, pagos en metálico de no se sabe qué y a no se sabe quién…, barbaridades sin cuento y, sobre todo, omisiones.

Según parece, se van a pasar los 4 años de legislatura sin aprobar ni una sola cuenta y un solo presupuesto, esta irresponsable es así de chula, las leyes se las pasa por el arco de triunfo.

¿Qué suciedad tendrá escondida en las cuentas, que no las quiere aprobar?

Quizás le cueste la cárcel a la Alcaldesa pero también a alguno de sus esbirros (acepción 3). A partir de ahora todo lo que no esté diáfanamente claro irá a la Fiscalía Anticorrupción con el voto mayoritario de la Oposición.

Terminada la relación de las resoluciones, la Alcaldesa intenta pasar al punto 4º- Ruegos y preguntas.

En ese momento el concejal no adscrito, Nicolás Cano, la interrumpe y le dice: “Un momento, un momento, por favor. Por el Reglamento de Funcionamiento en su punto 93.4 la Oposición quiere presentar unas mociones de urgencia, votar la urgencia y votar las mociones”.

El nuevo concejal, marido de la Alcaldesa, embotijado (acepción 4) por la interrupción, espetó: “En el caso de que se voten mociones que no estén en el orden del día, quiero que conste en acta que me reservo el derecho de impugnar todo lo que se vote”.

El concejal no adscrito comenzó a relatar los puntos y fue interrumpido por el marido de la Alcaldesa que ponía en duda la legalidad de la propuesta. El concejal no adscrito solicitó a la Secretaria- Interventora que leyese el artículo referido. 

Una vez leído y comprobada la legalidad de la propuesta el concejal no adscrito pasó a relatar, otra vez, los puntos.

Nuevamente fue interrumpido por el marido de la Alcaldesa, preguntando qué grupo presentaba las mociones. Contestado que la Oposición al completo, volvió a dudar de que el concejal no adscrito pudiera ser vocal de ningún grupo. El ignorante ese no sabe que puede haber grupos de un solo integrante.

El concejal no adscrito, hasta el colodrillo de interrupciones sandias, optó porque un concejal del Grupo Socialista relatara las mociones a presentar.

Eso será objeto de otra entrada en criticondigital.com. 

PERO HOY NO… ¡MAÑAAAAANA!

 

Criticón Digital