avispa

Quiero hacer patente mi alegría porque a Azucena Redruello García no le haya ocurrido nada tras la picadura de una avispa. Mi mujer también es alérgica a la picadura de las avispas y alguna vez hemos sufrido lo que ella pudo sufrir, No se lo deseo a nadie.

Sin embargo, a un agnóstico como yo, hechos como éste me hacen plantearme si no habrá un Ser Director del Universo que castiga a los malos. Seguiré siendo agnóstico, pero menos.

Unos versos para quitar tensión al ambiente.

 

¡Ay que cinturita

tan linda y coqueta

nos muestra la avispa

cuando va de fiesta!

 

Volando se agita

haciendo desaires

y va a toda prisa

a su clase de baile. 

 

Pasó una señora

con falda de cola

sin un caballero

con capa y sombrero.

 

La avispa rebelde

sin rezar rosario

le muerde con saña

en el antifonario.

 

Hola amiga avispa

guarde su aguijón…

No, no, alcaldita:

te pico por pendón.

 

Criticón Digital