novia pablo

La vergüenza de todos los días, corrupción, corrupción, corrupción. La política española está podrida. Los sindicatos no se quedán atrás. En este caso, como en el de Errejón, PABLEMOS está de mierda hasta los ojos. 

La novia de Pablo Iglesias pillada metiendo la mano en la caja. La empresa de Tania Sánchez, Sport & Tennis Professional Service SL. fue adjudicataria de un contrato de 400.000 euros, realizado por su padre, concejal de deportes del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid. Tania Sánchez es también diputada en la Asamblea de Madrid por IU y candidata en las primarias de IU para la Comunidad de Madrid. Por eso no quiere Pablo Iglesias que Podemos se presente a las autonómicas, para no dejar con el culo al aire a su novia, en público, claro, en privado o le importará.

Las opciones de la pareja de Pablo iglesias, Tania Sánchez, que tiene la inmodestia habitual de presentarse a sí misma como el azote de los políticos que favorecen a sus amigos, como candidata de IU a las primarias autonómicas abiertas que se celebrarán a finales de mes, parecen comprometidas, por sus problemas en el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid.

Este domingo, Vozpópuli desvelaba que en abril de 2008, Tania Sánchez -entonces coordinadora del Área de Servicios a la Ciudadanía (concejalías de Cultura y Fiestas, Deporte y Cooperación)-, su padre -entonces concejal de Deportes- y un técnico municipal firmaron en esa fecha la providencia de gasto para la prórroga de un contrato concedido a la empresa Sport & Tennis Professional Service SL. Esta sociedad, a la que se había encargado dar las clases municipales de tenis, estaba todavía apoderada por el técnico del ayuntamiento firmante del acuerdo, de nombre Rafael Martínez Niza y hoy letrado del Ayuntamiento. El importe previsto para esta prórroga rondó los 400.000 euros.

Ahora, el propio alcalde de la localidad, también de IU, reconoce que hubo un "error administrativo" en la gestión de Tania Sánchez como coordinadora del Área de Servicios a la Ciudadanía y ha ordenado la apertura de un expediente informativo para aclarar la firma de la prórroga de aquel contrato.

Según el alcalde, aquella prórroga fue "un error administrativo" dada la vinculación del técnico firmante con la empresa adjudicataria. La excusa del consistorio pasa por decir que aquel técnico, Martínez Niza, se había desvinculado de la empresa de tenis cuando se firma la prórroga, aunque figura aún como apoderado en la fecha de la rúbrica porque, dice el Ayuntamiento, la empresa tardó mucho tiempo en notificar la baja.

El caso es que aquella prórroga de contrato firmada por el técnico para la empresa en la que figuraba como apoderado se firmó siendo Tania Sánchez y su padre los principales responsables directos del contrato y el servicio.

Ahora, lo que dice el consistorio es que "cuando el Ayuntamiento se da cuenta de que el técnico sigue siendo apoderado, Martínez Niza es retirado de la jefatura de Deportes y apartado unos meses de su trabajo y posteriormente reincorporado en otro departamento". En este momento, Martínez Niza, lejos de haber caído en desgracia, ha accedido a los puestos de letrado municipal e incluso secretario accidental del Ayuntamiento.

La trama se complicó aún más, porque tras castigar temporalmente a Martínez Niza sin empleo, Tania Sánchez y su padre rescindieron el contrato a Sport & Tennis Professional Service SL "a petición de la empresa" y convocaron otro concurso que recayó en Sport & Racket Professional Service SL, curiosamente con el mismo administrador único que la anterior, Luis Jorge García San Cristóbal, el mismo a quien Martínez Niza había vendido sus acciones en mayo de 2006.

Los datos dicen que desde el año 2000 el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid viene contratando las clases municipales de tenis y pádel con dos únicas empresas: primero Sport & Tennis Professional Service SL y luego Sport & Racket Professional Service SL, ambas con un mismo administrador: Luis Jorge García San Cristóbal. La primera de ellas con un apoderado que a su vez era técnico de la propia Concejalía de Deportes. En estos 14 años más de 15 empresas candidatas a una veintena de contratos de este tipo no lograron nunca hacerse con ellos. Alrededor de 2 millones de euros, según fuentes internas, fueron a parar solamente a estas dos entidades: Sport & Tennis y Sport & Racket.

  

Criticón Digital