Podemos

La vergüenza de todos los días, corrupción, corrupción, corrupción. La política española está podrida. Los sindicatos no se quedán atrás. En este caso, como en el del dinero negro bolivariano de Monedero, como en el de la novia de Pablo Iglesias, Tania Sáchez, como en el de Producciones con mano izquierda de Pablo Iglesias, PABLEMOS está de mierda hasta los ojos.  Aún no han tocado poder y ya se lo llevan calentito. Son bastante peores que los chorizos que nos gobiernan y que los chorizos de la oposición.

En el comunicado lleno de victimismo la formación también explica sus exigencias para la entrevista de Telecinco. Querían ir cinco al estudio.  Como se ve en la foto, también iban a llevar al bebé, seis ñpor el precio de uno..

Podemos ha optado por el victimismo tras su semana "horribilis". La entrevista de Ana Pastor hizo mucho daño a Pablo Iglesias y más, después de que saltasen varios escándalos como la "productora sin ánimo de lucro", o la noticia de que Iñigo Errejón cobraba del partido y de la Universidad de Málaga sin pisar por el centro. Todo ello provocó que el líder de la formación se negase a acudir a Telecinco a una entrevista en la que sería preguntado por Luis Herrero y Pepa Bueno. Otra decisión que dejó a Iglesias en el centro de las críticas.

Ante el gran revuelo provocado por la entrevista fallida, en la que exigía salir en plasma y con preguntas pactadas, Podemos ha emitido un comunicado en el que echa balones fuera y en el que dice ser víctima de una campaña de acoso.

El comunicado ofrece unos peculiares argumentos sobre la entrevista de Telecinco. El texto dice que Podemos ofreció a la cadena tras la espantada inicial que en vez de ir Pablo Iglesias acudieran en total cinco miembros al estudio para que el líder estuviera flanqueado por cuatro compañeros. El objetivo era "encarar los ataques recibidos y responder a todas las preguntas de las preguntas que la cadena decidiese". En su opinión, "se trataba de una respuesta colectiva y transparente frente a lo que es una campaña general de hostigamiento, que no tiene el menor interés en la verdad sino en generar una cortina de humo y acosar a una fuerza de cambio ciudadano".

Evidentemente, Telecinco se negó a aceptar las condiciones de Pablo Iglesias de convertir el programa en el corralito de Podemos y pasar de ser los que recibiesen las preguntas a ser la mayoría en el estudio. "La propuesta, acogida en principio con buenos ojos, no ha podido prosperar por una negativa de la cadena", afirma el comunicado de Podemos.

Tras comentar el caso de la entrevista, Podemos se pone de perfil ante los escándalos de la última semana y llega a asegurar que "Podemos ha sufrido una campaña de miedo, hostigamiento y difamación que marca un hito en la historia democrática española, pero también en la descomposición política de quienes han monopolizado el poder".

Para completar esta teoría aseguran que tras la elección del Consejo Ciudadano "estos ataques que se han recrudecido especialmente, buscando generar un ruido que devuelva el desencanto y la resignación a la sociedad".

 

Criticón Digital