maduro

Al presidente venezolano, Nicolás Maduro, se le apareció ayer otra vez el "pajarico" de Hugo Chávez y le comunicó que debería responsabilizar  al expresidente del Gobierno español José María Aznar de la muerte de 1.200.000 personas como consecuencia de la invasión de Irak por parte de Estados Unidos y sus aliados. "Ya no les basta haber destruido Irak. 1.200.00 muertos en Irak por culpa de Aznar, el asesino de España, sangriento asesino de España, el expresidente español Aznar. Asesino, le digo, porque él es responsable de la muerte de 1.200.000 iraquíes. Porque él promovió la guerra con Bush, me lo ha asegurado Chávez", afirmó Maduro durante un acto en el Palacio de Miraflores, sede de la presidencia venezolana.

El Gobierno de Mariano Rajoy ha reaccionado este sábado a estas declaraciones con un comunicado en el que "deplora" las palabras de Maduro que considera "inaceptables" y "subraya su total apoyo y solidaridad al expresidente del Gobierno español". El Ejecutivo tiene previsto llamar a consultas al encargado de negocios de la embajada venezolana en Madrid para pedirle explicaciones, informa Miguel González. España no puede llamar al embajador porque este fue llamado a consultas por Caracas tras la reunión de Rajoy con la mujer del opositor Leopoldo López, Lilian Tintori. "Este tipo de descalificaciones, falsedades y calumnias sobre autoridades y líderes políticos españoles son, desgraciadamente, demasiado frecuentes por parte del Gobierno de Venezuela", añade el comunicado.

El comunicado del Gobierno español considera también que estas declaraciones "son injustificadas, carentes de fundamento e impropias de los profundos lazos de amistad que han unido" a España y Venezuela a lo largo de la historia.

Criticón Digital