CIS

Pedro Sánchez ha logrado lo que nadie antes. Según el primer CIS de 2015 el PSOE ha dejado de ser una de las dos opciones políticas preferidas por los españoles, por primera vez desde la Transición. Podemos supera ya al PSOE en estimación de voto, según el último estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que da por ganador al PP si hoy se celebraran elecciones. El barómetro da al PP un 27,3 por ciento, un 23,9 por ciento a Podemos y un 22,2 por ciento al PSOE.

Por su parte, tanto IU-ICV como UPyD se recuperan respecto a su caída del mes de octubre marcando 5,2 y 4,6 por ciento, mientras emerge Ciudadanos con un 3,1%, que en octubre obtenía un 2,1%.

Se trata de la tercera encuesta de este tipo que hace el CIS desde que Podemos irrumpiera en este tipo de estudios el pasado mes julio.

El último barómetro electoral del CIS data del pasado mes de octubre. Ese estudio consolidó a Podemos como tercera fuerza en intención de voto, con una estimación del 22,5%, frente al 15,3% que había sumado en julio, cuando debutó en las encuestas del CIS sobre intención de voto en unas generales.

Concretamente, en octubre, el sondeo otorgó al PP el 27,5% de los votos y el 23,9% al PSOE. La ventaja de 'populares' sobre socialistas era de 3,6 puntos, la menor desde las generales de noviembre de 2011, pero la formación de Pablo Iglesias se situaba tan solo 1,4 puntos por debajo del PSOE. Los tres partidos se movían, por tanto, en una franja de apenas cinco puntos.

Además, la encuesta de octubre reflejaba la caída en intención de voto de IU y de UPyD. En concreto calculaba un 4,8% de los sufragios para la formación que lidera Cayo Lara y un 4,1% para la que dirige Rosa Díez.

El barómetro de enero es el segundo en el que se examina el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quien en octubre se estrenó en este ranking con una nota del 3,85 puntos, situándose como el segundo líder mejor valorado. En esa encuesta, en la que no figuraba Pablo Iglesias por no contar con representación en el Congreso, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se anotó un 2,31.

El trabajo de campo de este CIS se realizó en los primeros días de enero tras conocerse que 2014 se había cerrado el mayor descenso anual del paro desde 1998 y al finalizar diciembre la cifra de desempleados registrados en el antiguo Inem era de 4,4 millones de personas, pero sin salir a la luz los casos de corrupción de Podemos.

Además, en plena recogida de datos para este barómetro del CIS, los días 7 y 8 de enero, tuvieron lugar los atentados yihadistas de París y después Gobierno y PSOE empezaron a negociar su pacto contra este tipo de terrorismo.

 

Criticón Digital