juanma moreno

¿TODO VALE PARA CONSEGUIR EL PODER? Para la izquierda de este país, parece ser que si. Hasta la decencia y la dignidad se pueden dejar aparte para gobernar. El golpe bajo a Juanma Moreno a costa de sus hijos ensucia la campaña.

Con las elecciones a la vuelta de la esquina, datos privados referentes a dos menores de edad, los hijos de Juanma Moreno, comienzan a circular por las redes. Datos que solamente los puede proporcionar la Consejería de Educación han sido publicados en internet.  El candidato popular no tiene ninguna duda al respecto. 

Mucho se empeña Susana Díaz en ningunear al candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, pero a juzgar por el último golpe bajo que acaba de recibir el popular en plena campaña electoral y a costa de sus hijos pequeños parece que algo debe de incomodar a sus principales rivales políticos.

Y es que este lunes era la comidilla de la campaña andaluza una información publicada en Andalucesdiario.es en la que se desvelaba con todo lujo de detalles el nombre del centro educativo privado al que acuden los hijos de Moreno Bonilla en Sevilla, después de que la Junta le denegara la plaza en el colegio concertado que solicitó.

Moreno está censado en Málaga y allí será donde acuda a votar el 22 de marzo pero pidió colegio para sus hijos en Sevilla. Él mismo declaró a COPE Málaga que "mis niños no han tenido plaza escolar en Sevilla porque la pedí y no me la dieron, me mandaron prácticamente a la otra punta, con lo cual no me quedó opción de llevarlos a otro colegio que, lógicamente, he tenido que pagar en contra del criterio de lo que tendría que ser según la Junta de Andalucía".

Según la sospechosamente detallada información que sólo podría tener la Consejería de Educación y que comenzó a circular en las redes, de cara al curso 2014-2015 el líder del PP pidió colegio para sus dos hijos pero al referenciar la solicitud a su domicilio laboral (­la sede regional del PP, en la calle San Fernando) el baremo solo le otorga 6 puntos, muy lejos de la media de 15 que suman los alumnos cuyo domicilio familiar está en esa misma zona limítrofe. Los centros que pidió Moreno eran privados concertados y su puntuación no le daba derecho a plaza. La administración educativa le habría ofrecido el centro público gratuito más próximo, dentro de la zona de influencia del domicilio laboral, pero lo habría rechazado. 

Más aún, la noticia habla directamente con pelos y señales del centro al que acuden los dos menores: un exclusivo centro privado y católico cuyo precio por alumno de Primaria es de unos 4.500 euros al año, sin incluir comedor y transporte escolar, en cuyo caso el precio se aproxima a los 6.000 euros, cantidad que a su vez sobrepasa los 7.000 si se incluyen actividades extraescolares. 

Datos privados y que afectan a un menor que abren una nueva fase de la campaña electoral que el propio Moreno Bonilla ha calificado de "sucia". De hecho, el presidente del PP-A y candidato a la Presidencia de la Junta, acusó directamente a la candidata socialista, Susana Díaz, de haber bajado a una "campaña del barro" al señalarla como responsable de que se haya vulnerado la Ley de Protección de Datos en un expediente de la Consejería de Educación relativo a sus hijos. 

Moreno se pronunció así en declaraciones a los periodistas en Sevilla tras asegurar que Díaz le ha "decepcionado mucho" y garantizar que "nunca" meterá a niños "en campaña": "Eso me parece lo más sucio y lo más vil que he visto en campaña desde hace muchos años", manifestó para añadir que lo ocurrido muestra la "talla" de la presidenta de la Junta.

 

Criticón Digital