jodemos

Podemos se huele un fiasco en cuatro comunidades atragantadas. Los actos con presencia del tridente de campaña podemita en algunas comunidades se han quedado en puro protocolo a la vista de los esfuerzos en otros objetivos prioritario. Y a veces, ni eso. 

Podemos sale a ganar, asegura Pablo Iglesias. Pero lo cierto es que en la formación dan por hecho que en unos sitios más que en otros a la vista de la agenda de campaña diseñada para el secretario general y las dos "manos del rey", como han bautizado algunos  con lenguaje de Juego de Tronos a Iñigo Errejón y Carolina Bescansa. 

El tridente que lleva el peso de la campaña de Podemos tiene como labor diversificarse por toda la geografía española. Aunque en algunos lugares más que en otros. 

Para los podemitas las Comunidades Autónomas de atención prioritaria son Madrid, la Comunidad Valenciana, Aragón y, en menor medida, Asturias. La atención prestada por Iglesias, Bescansa y Errejón a éstas comunidades contrasta con otras como Extremadura, Cantabria o las dos Castillas. 

 En ese sentido, el candidato extremeño de Podemos, Álvaro Jaén, tan sólo ha recibido la visita del número dos del partido antes incluso de que arrancase la campaña. Lo mismo con respecto al candidato cántabro, José Ramón Blanco. 

Por lo que respecta a Castilla y León, tan sólo hay programado un acto en Valladolid con Errejón mientras que en Castilla-La Mancha será Bescansa quien representará a la cúpula en un mitin en Albacete, ciudad natal de María Dolores de Cospedal. La agenda en esas comunidades ha dado a entender que son objetivos secundarios para Podemos e Iglesias no pondrá pie en ellas durante la campaña, a diferencia de alguna otra como Murcia, en la que el secretario general sí estará presente.  

Lo cierto es que Madrid y la Comunidad Valenciana acaparan buena parte de la atención del tridente dentro de una estrategia electoral de desbancar al "eje de la corrupción", como lo ha definido Podemos. Por eso ambas comunidades acaparan la mayor presencia del trío de dirigentes.  

En concreto, cinco mítines con Iglesias -algunos con presencia de Bescansa y Errejón- en Madrid para apoyar a José Manuel López y un acto fuerte en Alicante para respaldar a Antonio Montiel, que cuenta con varias visitas del secretario Político durante la campaña.  

Aragón es caso aparte. El tirón de Pablo Echenique dentro de Podemos, con las encuestas internas y externas a su favor, ha obligado a los tres altos mandos a llevar a cabo un mitin conjunto en Zaragoza casi al cierre de la campaña.  

El lado simbólico también se ha colado junto a unos sondeos favorables en la presencia de Iglesias junto a Ada Colau en Barcelona el pasado fin de semana para apoyar la lista municipal Barcelona en Comú.

Criticón Digital