Sólo conozco un único texto constitucional que reconocía la autodeterminación de los pueblos, el de la URSS. ¿Sabes quién lo aplicó? Stalin, que autodeterminó a varios millones de soviéticos a Siberia”.

De este modo se refirió al derecho a decidir el expresidente del Gobierno, Felipe González, que comparó la autodeterminación de los catalanes con el envío de ciudadanos rusos a los gulags, las deportaciones masivas que Stalin infringió a miles de rusos críticos con el régimen de la URSS. Durante el acto central de campaña del PSC de ayer miércoles, González advirtió también, en referencia a la independencia, que “lo que salga de la destrucción nos llevará de nuevo a pedir ‘libertad, amnistía y estatuto de autonomía”, el lema de la Assemblea de Catalunya del año 1976.

González estuvo en Catalunya para participar en el acto socialista en La Farga de L’Hospitalet, el mismo lugar donde Junts pel Sí celebró el acto central de campaña el pasado sábado 19. En el transcurso de los parlamentos intervinieron, aparte de Felipe González, Pedro Sánchez (habitual ya en esta campaña), el presidenciable Miquel Iceta y la alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín.

Pero González no sólo tuvo palabras para la URSS. También hizo aparecer a Venezuela para comparar a su presidente, Nicolás Maduro, con Artur Mas. Al inicio de su discurso, González criticó que Maduro haya aplicado el estado de excepción en la frontera con Colombia, para añadir más tarde: “Cuando un gobierno fracasa busca una excusa. En Venezuela el fracaso lo paga la frontera con Colombia, en otro lugar lo paga la frontera con España”. El expresidente español también quiso criticar la posición de Rajoy: “Parece un discurso caciquil, el de ‘yo personalmente garantizo la unidad de España”.

En su intervención, Pedro Sánchez advirtió que, en un posible escenario de autodeterminación, los ciudadanos “tendrán que pagar más impuestos por la Catalunya de Mas” y ha añadudi que el 27 de septiembre los socialistas “echarán al hijo político de Pujol”, en referencia a Artur Mas. Al secretario general del PSOE le siguió Miquel Iceta, que criticó el paternalismo hacia el votante que vive en el cinturón industrial barcelonés y la falta de respeto de Artur Mas por la figura institucional de presidente de la Generalidad por presentarse de número cuatro de Juntos el Sí y ser, al mismo tiempo, el candidato para liderar el Govern.

Criticón Digital