El CIS se desmarca del resto de encuestas y sale al rescate del bipartidismo. El PP ganaría las elecciones con el 29,1% de los votos, seguido del PSOE con el 25,3%. Al C's le otorga el 14,7% y a Podemos el 10,8%.

Con estos resultados porcentuales, CD ha realizado una repartición de escaños y al PP le corresponderían entre 135-140 escaños, al PSOE entre 100-105, a C's entre 40-45 y a Pablemos entre 25-30 escaños. Solamente las unión entre PP y C's podría dar estabilidad a un gobierno. Son hermanos que no se aguantan, condenados a entenderse.

C´s y Pablemos se quejan del olor a chamusquina en la cocina del CIS, los dos grandes perjudicados del último barómetro previo a las elecciones generales desconfían de unos resultados que dan aire al bipartidismo y contradicen las encuestas de la prensa., aunque no se quejaban cuando los consideraban caballos ganadores.

Lo que se deduce del barómetro es que Pablemos está de capa caída, un señor batacazo, que Ciudadanos ha tocado techo y que tanto PSOE como PP han tocado fondo. El suelo social de los partidos gubernamentales sigue aguantando. El bipartidismo no solamente no ha muerto, sino que está más vivo que nunca. En las peores circunstancias que han podido ocurrir sigue siendo mayoritario y lo preferido por los españoles.

Barómetro CIS, Octubre 2015: http://datos.cis.es/pdf/Es3114rei_A.pdf

El barómetro del CIS sobre intención de voto para las elecciones generales es un respiro para el bipartismo, ofreciendo cifras mucho mejores para Mariano Rajoy y, sobre todo, para Pedro Sánchez que las que han dado la mayoría de los últimos sondeos realizados publicados.

La encuesta vuelve a otorgar la victoria al PP en las próximas elecciones generales del 20 de diciembre, con los populares ampliando ligeramente su ventaja sobre el segundo que, según el centro sociológico, sigue siendo el PSOE y con una cómoda diferencia sobre Ciudadanos, que se coloca tercero.

Así, según la encuesta los populares obtendrían el 29,2% de los votos, nueve décimas más que en la anterior oleada que se publicó en julio; el PSOE también crece, aunque menos: sube cuatro décimas hasta el 25,3%; una subida que queda muy lejos de la que logra Ciudadanos, que corrige la caída que marcaba en el sondeo de mayo y sube más de tres puntos y medio: desde el 11,1% hasta el 14,7%.

Un dato relevante es que esta subida de los de Rivera se cruza con un serio desplome de Podemos: los de Iglesias, que ya habían bajado en el anterior sondeo pierden casi cinco puntos: del 15,7% al 10,8%.

De esta forma, Ciudadanos se coloca por primera vez como tercera fuerza política en las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas, mientras el partido de Iglesias consuma su derrumbe: en el sondeo realizado en enero llegó a situarse como segundo partido con una proyección del 23,2%, más del doble del porcentaje que les otorga esta nueva entrega.

En cuanto al resto de partidos, el CIS confirma también otras tendencias que vienen apuntando la mayor parte de los sondeos, sobre todo la recuperación de IU según Podemos va profundizando en su desplome: de un 2,9% en su anterior oleada los de Alberto Garzón pasan a un 4,7% de intención de voto. Por el contrario, UPyD no logra recuperarse y sólo convence a un 1,2% de los encuestados, una décima menos que en la anterior entrega.

Convergencia sería también uno de los perdedores del sondeo: tras las elecciones en Cataluña los de Mas se dejarían más de una décima parte de su electorado, cayendo del 3,3% al 2,9% de intención de voto. ERC, por el contrario, se mantendría estable ganando una décima hasta llegar al 2,2%.

La encuesta, que ha contado con 2.500 entrevistas, se realizó en los doce primeros días de octubre, es decir, recogió la reacción a los resultados de las elecciones catalanas pero no los últimos episodios en el parlamento catalán.

Criticón Digital