principe felipe

Con un respaldo de la gente del 70%, el príncipe, casado con Letizia Ortiz, es la cara de la moneda frente a la cruz de las polémicas conductas que han minado la imagen de Juan Carlos en los últimos dos años de reinado.  Solamente un 20% apoya la opción republicana.

La mayoría de los españoles es partidaria en los sondeos de opinión, que también realizan semanalmente la Casa Real de forma reservada, de que el Rey abdique y sea reemplazado por su hijo don Felipe, Príncipe de Asturias.

Desde que hace dos años se precipitaron los acontecimientos que deterioraron muy profundamente el prestigio del monarca, el apoyo al rey que era notable se hundió a menos de la mitad.

El gigantesco escándalo de corrupción de Iñaki Urdangarin, por numerosos casos de corrupción que pueden acarrearle 19 años de prisión, y el compromiso en muchas actividades de su esposa y socia, la Infanta Cristina de  Borbón y Grecia, ha sido sin duda el elemento clave para este proceso de acelerado desgaste.

Hoy, fuentes cercanas a los más altos círculos monárquicos aclararon a algunos periodistas que Don Juan Carlos no renunciaba por razones de salud sino por graves problemas políticos.

Pero hay dos personas en la Familia Real que los españoles distinguen: La Reina doña Sofía y el Príncipe Felipe. En estos dos casos, el respaldo supero el 70% de las opiniones consultadas.

Este cariño de los españoles con don Felipe se explica por el enorme esfuerzo que ha realizado, acompañado por su esposa, Letizia Ortiz, para ser la contracara de los conductas poco aceptables del monarca.

Es bueno repasar ahora su vida. Felipe de Borbón y Grecia, Príncipe de Asturias y heredero de la Corona, es el primer hijo varón de los reyes, Juan Carlos y Sofía y será a los 46 años nuevo rey de España tras la abdicación de su padre. 

Nacido en Madrid el 30 de enero de 1968 y casado con Letizia Ortiz Rocasolano desde el 22 de mayo de 2004, tienen dos hijas, las infantas Leonor, próxima Princesa de Asturias, nacida el 31 de octubre de 2005 y Sofía, el 29 de abril de 2007. 

Es Príncipe de Asturias, título que recibe el heredero de la Corona española, desde 1977. 

Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid, realizó un máster en Relaciones Internacionales en la Universidad Georgetown de Washington. 

Desde julio de 2009, es teniente coronel de los ejércitos de Tierra y Aire y capitán de fragata en la Armada. 

Sus primeras apariciones oficiales se produjeron en noviembre de 1975, tras la proclamación como Rey de Juan Carlos de Borbón. Desde que terminó sus estudios universitarios y su formación militar, ha realizado una intensa actividad pública. 

En 1981 presidió su primer acto oficial y pronunció su primer discurso en la entrega de los Premios Príncipe de Asturias. 

En 1986, al alcanzar la mayoría de edad, prestó juramento ante las Cortes de desempeñar fielmente sus funciones y de guardar y hacer guardar la Constitución, según el artículo 61 de la Carta Magna. 

Ha visitado oficialmente 14 de las 17 comunidades autónomas de España y, desde 1996, es el representante del país en las tomas de posesión de los jefes de Estado iberoamericanos. 

Ha viajado a numerosos países europeos y americanos, así como del mundo árabe, Extremo Oriente y Oceanía. El príncipe muestra un especial interés por todos asuntos relacionados con la UE, Oriente Medio, Norte de Africa e Iberoamérica. 

Felipe de Borbón asiste con regularidad a las exposiciones económicas y comerciales organizadas por España en el extranjero; y presta una especial atención a la difusión de la cultura española, sobre todo, a través del Instituto Cervantes. 

Mantiene regulares encuentros y reuniones con los órganos constitucionales y con las principales instituciones del Estado para estar al corriente de sus actividades. También asiste a reuniones de distintos organismos de la Administración del Estado y de las Comunidades Autónomas (regiones). 

Periódicamente visita instituciones extranjeras para conocer sus actividades y, entre otros, ha viajado a las sedes de la ONU, la Unión Europea, la OTAN o la OCDE. 

Hay determinados actos institucionales en los que acompaña al REY, como la Pascua Militar o la recepción al Cuerpo Diplomático. El 12 de junio de 2010 acompañó a los REYes en la conmemoración del 25 aniversario de la firma del Tratado de Adhesión a la CEE por parte deESPAÑA. 

Durante la convalecencia del Rey, tras ser intervenido de un nódulo pulmonar el 8 de mayo de 2010, sustituyó al monarca en los actos de su agenda, como la cena a los jefes de Estado y de gobierno participantes en la Cumbre UE-América Latina (17 de mayo) y la entrega de la Copa del Rey (19 de mayo). 

Desde el 18 de noviembre de ese año se incorporaron a sus actividades oficiales las audiencias militares, cometido que hasta entonces ejercía exclusivamente el Rey. 

En 2011 y debido a la los problemas de salud del Rey Juan Carlos, Felipe de Borbón, por primera vez desde que cuenta con agenda oficial, tuvo más actos que su padre. 

Tras el nuevo accidente sufrido por el Rey el 14 de abril de 2012, volvió a retomar parte de su agenda, con actividades como la entrega del Premio Cervantes, el 23 de abril, o la final de la Copa del Rey, el 25 de mayo. 

El 17 de noviembre el Príncipe participó en el almuerzo de trabajo ofrecido por el Rey a los jefes de Estado y de Gobierno participantes en la XXII Cumbre Iberoamericana celebrada en Cádiz, en la jornada de clausura, lo que consolida su presencia en las cumbres que tienen lugar en España como ocurrió en Salamanca en 2005. 

Es presidente de honor de varias asociaciones y fundaciones, destacando por su especial vinculación la Fundación Principado de Asturias. Desde 2009, año de su constitución, es también presidente de honor de la Fundación Príncipe de Girona. 

Tras su matrimonio con la princesa de Asturias el 22 de mayo de 2004, ambos mantienen una apretada agenda tanto en el interior como en el exterior de España. 

El primer viaje de la pareja al extranjero tuvo lugar el 28 de junio de 2004, con una visita al Papa Juan Pablo II en el Vaticano. Su primera visita oficial fuera de Europa fue a México entre el 17 y 20 de julio siguiente. 

Aficionado al deporte, fue miembro del equipo olímpico de vela en clase Soling en los Juegos de Barcelona de 1992, en cuya inauguración desfiló como abanderado del equipo español.

Un rey preparado, popular y querido.

El rey ha muerto, ¡VIVA EL REY!.

Criticón Digital