compromis

¿Cómo va a respetar la gente la democracia con el tráfico de escaños? El Conrdeso, con la entrada de los grupos antisistema, se va pareciendo a un zoco moruno, en el que todo vale, desde maltratar a un niño lactante hasta trapichear con los escaños y los grupos parlamentarios. Todo, contal de conseguir unos cientos de euros más, que se los sisarán a los ciudadanos. La ciudadanía asiste estupefacta a este esperpento.

 El PSOE pedirá dos grupos para Podemos en el Senado, aunque la mayoría absoluta del PP tumbará las expectativas "perrofláuticas".

Podemos y sus socios incumplieron este martes una de sus primeras promesas electorales: la de tener "cuatro grupos con voz" en el Congreso de los Diputados. El partido de Pablo Iglesias, tras una tensa negociación con los portavoces de las candidaturas con las que se presentó en Cataluña Valencia y Galicia, decidió registrar este martes un solo grupo propio "confederal", con casi todos sus diputados. En este único grupo no estaban cuatro miembros de Compromís, que decidieron crear un "grupo valenciano", y desvincularse, por ahora, de Podemos.

La petición de grupo propio de Compromís, luego modificada

Así las cosas, el grupo de Podemos estará compuesto por los 42 diputados del partido morado, los 12 catalanes de En Común Podemos, los 6 de En Marea, y cinco de los nueve diputados de la confluencia valenciana Es el Momento-Compromís-Podemos, que se ha dividido después de que los morados "no intentaran luchar hasta el final por los cuatro grupos". 

La decisión de romper con la confluencia valenciana la tomaron minutos antes de que se cerrara el plazo de registro de los grupos este martes, ya que, en un primer momento, Es el momento- Compromís-Podemos anunció en Twitter que pedirían un grupo propio para todos los 9 diputados de la confluencia. Lo hicieron con un tuit y un documento que fue borrado minutos después.

La petición de grupo propio de Compromís, luego modificada. Finalmente, sólo cuatro de los diputados de la coalición, entre ellos Joan Baldoví, se inscribieron en grupo propio distinto al de Podemos. El resto, los cuatro diputados morados y la independiente Rosana Pastor se integraron con Iglesias.

Está claro que la Mesa rechazará la solicitud de los de Compromís. A pesar de ello, como ha explicado el portavoz de este partido, Joan Baldoví, han decidido "intentarlo" porque así se lo prometieron a sus votantes, y, principalmente, porque así se recogía en el "protocolo" que se firmó cuando se constituyó la confluencia. Es decir, que fueron los miembros de Podemos los que se saltaron este acuerdo.

Baldoví lo "intentará", pero, si como es más que probable, no le dan sus cuatro grupos, no ha precisado si esos cuatro diputados de Compromís se irán al grupo mixto o intentarán entrar en el de Pablo Iglesias.

La decisión de formar sólo un grupo era la favorita de Pablo Iglesias en el plan B que barajaba Podemos por si no le daban los cuatro grupos.

Pablo Iglesias será el presidente, Íñigo Errejón el portavoz parlamentario, y los diputados de En Común Podemos, Xavier Domenech, y de En Marea,Alexandra Fernández, serán portavoces adjuntos, al igual que la secretaria de coordinación de áreas,Irene Montero. Podemos-En Común-En Marea será el nombre completo del grupo.

En rueda de prensa tras registrar la solicitud del grupo parlamentario, Errejón desveló que en las últimas horas de negociación, conversaron con otros partidos para intentar conformar sus grupos. El PSOE les negó su apoyo, por lo que el número dos de Podemos volvió a acusar al PSOE de tener "un problema grave de coherencia", porque "dice unas cosas y a menudo practica otras" y hasta ahora lo que han elegido los socialistas ha sido "blindar lo de siempre".

Eso no significa, admitió, que Podemos no siga "tendiendo la mano", aunque advirtió que en su partido están "un tanto escépticos".

Sobre la estructura del grupo, Errejón explicó que será un "grupo de grupos en igualdad de condiciones", con carácter "plurinacionacional" y estructura "confederal", en el que las confluencias tendrán sus propios portavoces, recursos y agendas, así como autonomía para tomar las decisiones u orientar su voto en el sentido que quiera. El líder, en cualquier caso, será Iglesias como presidente. El portavoz será el propio Errejón.

Criticón Digital