Anna Gabriel, la diputada y portavoz de la CUP, se huele el sobaco en el Parlamento catalán.

Sorprendente e increíble vídeo en el que Anna Gabriel es pillada “in fraganti” comprobando si ha sido abandonada por su desodorante o lo que usen los “antisistema”.

 

Cual la “mujer del César”, pero en versión antisistema, no sólo hay que parecer guarra… hay que serlo.

Y así fue cazada in fraganti la portavoz de la CUP Anna Gabriel en la sesión del teatrillo de la cuestión de confianza al president Puigdemont, con la mano en el sobaco primero y en la nariz acto seguido. En lo que trataba de ser un gesto discreto y de comprobación rápida del olor corporal, las cámaras de televisión captaron para la posteridad la secuencia.

Y es que en el salón de plenos del parlamento catalán hace calor, y con el “uniforme” ya puesto de moda por los integrantes de la CUP compuesto por una camiseta de manga corta, generalmente reivindicativa, sobre otra de manga larga, no es complicado que el cuerpo humano haga lo necesario para regular la temperatura.

La líder del grupo parlamentario y portavoz de la CUP ha sido inmortalizada comprobando los efluvios de su cuerpo y el humor de sus axilas, ante el temor de que su desodorante haya perdido sus efectos, o tal vez porque no lo use, lo cual sería más acorde con la protección de la capa de ozono y con el uso de copas menstruales que preconizan en la CUP.

Ya nos va quedando menos para ver a los diputados de la CUP “rascándose sus zonas pudendas” y tirándose pedos en su escaño y Anna Gabriel, como portavoz deberá marcar la pauta.

El día en que la "Nueva Cataluña" radical y de extrema izquierda sea una realidad, AXE ya puede ir cerrando el chiringuito. Eso sí, los vendedores de mascarillas se van a forrar, Barcelona olerá como una floristería cuando alguien se caga en la puerta.

Criticón Digital