cuentas podemos

El partido que más presume de transparencia ofrece en su página web unas cuentas maquilladas en las que oculta la gran mayoría de sus recursos económicos. Según su portal de transparencia, los ingresos de Podemos apenas superaron los 4 millones de euros el año pasado, en concreto 4.297.473,74 €,  https://transparencia.podemos.info/cuentas-claras/partido/ingresos/2015

Una mentira piadosa destinada a sus simpatizantes, pero la realidad es muy distinta. Hay que acudir a la contabilidad auditada, que fue enviada al Tribunal de Cuentas el pasado mes de junio, para comprobar que el partido de Pablo Iglesias dispuso en 2015 de una cantidad muy superior: más de 14 millones de euros.

La mayor parte de esta cifra, 9,2 millones, corresponde a las subvenciones públicas que han correspondido a Podemos por su participación en los comicios celebrados en 2015: las eleciones andaluzas del 22M, las autonómicas y municipales del 24M, las catalanas del 27S y las elecciones generales del 20D.

En concreto, a Podemos le han correspondido 4,7 millones de euros en subvenciones para cubrir sus gastos en las citadas campañas electorales (2,8 millones por las elecciones generales del 20D y 1,9 millones por los comicios locales y autonómicos).

Pero además, de acuerdo con el número de escaños obtenido, los grupos parlamentarios en los que está representado Podemos han recibido de sus respectivos Parlamentos autonómicos y ayuntamientos otros 4,5 millones de euros para cubrir sus gastos de funcionamiento.

A estos 9,2 millones de euros de fondos públicos hay que añadir otros 2,7 millones que Podemos y su fundación (el Instituto 25M para la Democracia) han obtenido como aportaciones privadas. En concreto, el partido de Pablo Iglesias ha recibido 1.760.000 euros como “donaciones” de particulares (1,6 millones de euros para el partido y 72.000 euros para el Instituto 25M).

Por último, Podemos ha recibido otros 926.000 euros como “donaciones” de sus cargos públicos (diputados nacionales y autonómicos, senadores, eurodiputados y concejales), que aportan al partido una parte de su sueldo. De esta cantidad, han destinado 524.000 euros al partido y 345.500 euros a su fundación, que el pasado mes de septiembre organizó la llamada Universidad Podemos con la presencia de sus principales figuras públicas.

cuentas-podemos-2015

El informe de los auditores advierte que estas cuentas no incluyen los fondos públicos que han manejado los representantes de Podemos en el Parlamento europeo. A lo largo de 2015, los eurodiputados de Podemos recibieron una asignación global de 1,6 millones de euros para sus gastos de funcionamiento (una partida que incluye desde la compra de material de oficina a la contratación de asistentes e intérpretes).

De este modo, Podemos manejó el año pasado más de 14 millones de euros (7,3 millones el partido, 6,1 millones sus grupos parlamentarios en las distintas instituciones y 491.000 euros en su fundación). Una cifra que está muy lejos de los 4 millones de euros que, con gran despliegue de gráficos, el partido de Pablo Iglesias muestra en su portal de transparencia.

Estas cifras no incluyen los sueldos que han cobrado los altos cargos de Podemos (por ejemplo, Pablo Iglesias cobró 80.205 euros brutos del Parlamento europeo en 2015), pero sí la parte de su sueldo que han donado voluntariamente al partido. El informe de auditoría señala que tampoco se ha incluido la subvención pública recibida por las distintas coaliciones electorales en las que se integró Podemos (como En Marea o Catalunya Sí que es Pot).

Además, Podemos ha ido ocultando información en apartados que, con anterioridad, había publicado sin ningún tipo de problema. Como por ejemplo, donde se explicaba quiénes están a sueldo del partido. En este apartado, se incluía tanto al personal pagado directamente por la formación política, como a los asesores sufragados con cargo al erario público a través de los grupos parlamentarios.

Ahora sólo publica sus sueldos, pero no aparece el nombre de las personas que los cobran. Únicamente se indican dos iniciales que supuestamente corresponden al nombre y al primer apellido.

Así, llama la atención el registro bajo las letras I.E., a las que se adjudica un salario bruto mensual de 2.270 euros netos en concepto de “asesoramiento político” y “coordinador Secretaría Política”. Todo apunta, por tanto, a que se trata de Íñigo Errejón.

Apartado de la página web de Transparencia de Podemos en la que sólo da las iniciales de su personal / Actuall

 

Criticón Digital