podemos dividido

Podemos da un paso atrás en televisión y radio y se refugia en las redes. Pablo Iglesias acude a los programas escoltado por un equipo que libra una batalla paralela en Twitter y Facebook

El fenómeno Podemos se está desinflando en las encuestas, en parte porque el carril abierto por ellos mismos lo está aprovechando Ciudadanos, que ofrece regeneración con unas propuestas más sosegadas. También se ha podido pinchar la burbuja por la palpable pérdida de apoyos mediáticos, sobre todo entre los medios con una línea editorial progresista. Ya no son solo El Mundo, La Razón, ABC o COPE los que cuestionan sus recetas económicas o quienes ponen zandacillas en forma de investigación al inmediato pasado de su cúpula, excesivamente vinculada económicamente con Gobiernos no demasiado modélicos. 

Ahora también "se batalla" contra Podemos desde medios progresistas. A su evidente falta de sintonía desde su nacimiento con El País, se le han sumado ahora La Sexta, que ha dejado de ser un territorio amable para convertirse en un medio hostil, sobre todo después de las aguerridas entrevistas a Pablo Iglesias en La Sexta Noche y El Objetivo, amén del tirón de orejas público de Antonio García Ferreras por el futuro programa que se barrunta en la formación, que augura un control editorial sobre los medios de comunicación privados con la excusa de darle libertad al periodista de a pie. 

Tampoco hay feeling entre el partido y Telecinco, sobre todo después del doble plantón del líder omnímodo a Un tiempo nuevo, que en las últimas semanas ha elevado el listón contra la formación con ataques a los vínculos de la cúpula con Venezuela. Al igual que diarios digitales como El Plural, que destapó el pelotazo de Monedero; TVE, de donde Iglesias salió trasquilado en su entrevista en el Canal 24 horas; Canal Sur, donde Iglesias denunció que le retiraron una invitación a última hora; y Telemadrid, cadena denunciada por Podemos por no invitarle a participar en sus programas, hecho que fue demostrado como falso por Ana Samboal, que probó con varios correos electrónicos las reiteradas peticiones desde la cadena al partido. 

A todos estos palos en las ruedas se le suma ahora el de Pepa Bueno en Hoy por hoy. Todo comenzó ayer, cuando la Cadena SER avanzó que en el programa económico de Podemos se incluirá una cláusula para ilegalizar a entidades bancarias condenadas por fraude fiscal o blanqueo. Juan Carlos Monedero llamó a primera hora al programa para desmentir esta propuesta, aunque a lo largo del día Carolina Bescansa, Íñigo Errejón y hasta el propio Monedero reconocieron este hecho. 

El desmentido de ayer ha molestado y mucho a Pepa Bueno, que en su editorial de hoy ha cargado con dureza contra el fundador del partido, al que acusa de intentar desmentir la exclusiva para dosificar sus propuestas en las próximas semanas: "Nosotros no estamos aquí para suministrar la información al ritmo que le interese al señor Monedero ni a ningún otro. Si a él no le convenía que esas propuestas económicas transcendieran ahora, es su problema, no el de esta redacción que cumple con su obligación de ofrecer la información veraz y contrastada que tiene en sus manos para que sean los ciudadanos quienes saquen las conclusiones".

Pedro Pérez. Elsemanaldigital.com

Criticón Digital