azucena

Estimada Sra.:

Tengo el honor de ser parte integrante de la lista electoral municipal que resultó vencedora en las elecciones del 24 de Mayo del corriente año, en el municipio de Priego, Cuenca, como bien sabes tú, que deberías ser la líder como cabeza de la lista y no lo eres.

En la confección de las candidaturas, el PP de Cuenca me informó que se habían puesto en contacto con tres personas para que encabezaran las listas en Priego, Antonio Nieto, Angel Pérez y Jesús Valle, y ninguna de las tres aceptó. Me solicitaron, como cuarta opción, que yo encabezara la candidatura pero no acepté por mis limitaciones físicas, 65% de discapacidad, que me impide cualquier esfuerzo prolongado. La quinta fuiste tú. Dice el refrán que no hay quinto malo, pero se equivoca de cabo a rabo. El refranero falla más que una escopeta de feria.

Señora, yo acepté ir en una candidatura en que tú fueras como cabeza de lista por muchísimas razones, ser mujer, la primera alcaldesa de Priego, fue la razón principal. La segunda razón era tu preparación cultural y académica, no me gustaría tener un alcalde ágrafo como representante de mi pueblo. Una Licenciada en Veterinaria, para un garrulo que no ha salido de su pueblo como yo,  era una atracción irresistible. Una candidatura donde hubiera un Ingeniero en Construcciones Civiles, un Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, un Ingeniero Industrial y una Licenciada en Veterinaria, amén de otros cinco candidatos preparados y un reserva, Pedro Ignacio, el joven ingeniero que merecería haber sido el jefe de la lista, con un bagaje cultural extraordinario, era algo como miel a la mosca para mí. ¡Nunca en Priego hubo una candidatura de tal calibre!

De todas formas, cualquiera que hubiese sido la candidatura, con muñecos de guiñol en sus listas, hubiera sido la ganadora. El PSOE no tenía ninguna posibilidad de ganar Priego en estas elecciones.

Mi sorpresa ha sido que tú nos engañaste a todos, a los electores y a los elegidos. A mí las "titulitis" no me gustan, las personas valen por lo que son, no por los títulos que ostentan. Pero cuando alguien como tú basa su reconocimiento social en un título, Licenciada en Veterinaria, que no posee ni lo va  a poseer nunca, se me caen los palos del sombrajo. Me da vergüenza ajena. 

Me he tomado la molestia de buscar en todos los colegios sectoriales de España y en el "bestiario" del Colegio de Veterinarios de España tu inclusión como titulada y no te he encontrado en ningún sitio. A tu marido sí lo he encontrado. Si no es verdad lo que escribo es muy fácil rebatirme, presenta el título.

Desde que fuiste elegida alcaldesa con mi voto, maldigo la hora en que te lo di cada día, no te has preocupado nada más que en hacer ostentación de tu cargo y en demostrar que eres la que mandas. Envías al paro a quien te apetece y contratas a quien te peta, sin ningún criterio ni estudio de factibilidad. Casi siempre atendiendo a tus intereses particulares o a tus caprichos, el pueblo de Priego te importa tres pepinos, te importa tu imagen, aunque por los comentarios que oigo y leo, tu imagen es más bien patética.

Usas los bandos de la alcaldía para airear tus rencillas particulares, para desacreditar a los que te pitan, para todo menos para lo que sirve un bando, informar. Has publicado más bandos en cuatro meses que todos los alcaldes de Priego en 50 años. ¡Cuánto te gusta ser el centro de la mesa, aunque sea para hacer el ridículo! ¿Por qué no informas en tus bandos que el Proyecto Constructivo de tu casa de Dr. Nicolás Herraiz lo presentaste el día de tu elección como alcaldesa,13 de Junio de 2015, y que comenzaste las obras sin haberlo aprobado ningún técnico municipal?

Señora, déjate de tonterías y ostentaciones y comienza a gobernar este bendito pueblo, que para eso te han votado. Tus cuestiones particulares, al resto de vecinos de Priego se la trae pendulona. Trabaja y deja trabajar.

A tus pies, señora.

TSSQBTM. (Tu seguro servidor que besa tu mano)

En la muy noble y leal ciudad de Priego, a veintisiete del mes de Octubre del año de Nuestro Señor de dos mil y quince.

¡VIVA PRIEGO Y VIVA ESPAÑA!

Fdo.: El quinto concejal del PP. Que sí que soy un quinto bueno, como una Mahou cinco estrellas. ¡Me encantan!

 

 

 

 

 

Criticón Digital