ayatola iglesias

Las redes sociales arden con el líder de Podemos. Cachondeo del bueno a cuenta del 'iraní' del ayatolá Pablo Iglesias. Se están "deswebando" hasta los leones del Congreso.

Tienen ingenio hasta decir basta. Los tuiteros y toda la fauna y flora que campa y poliniza las redes sociales están siempre a la última.

En este caso el mérito hay que otorgárselo a un bloguero de Periodista Digital Juan Vicente Santacreu que ha descubierto este divertido montaje sobre Pablo Iglesias y sus procelosos negocios en Irán. Para partirse de risa o para llorar.

No hay nada tan malo que no pueda empeorar, ¡En qué pezuñas podemos caer! 

Lo pensé y lo dije, se acercan tiempos trágicamente divertidos para España, y en ello estamos. Así que sólo queda tomar asiento, que esto promete ser entretenido. Lo vais a flipar.

Para ir abriendo boca hemos visto cómo el Rey de España ha recibido a un Pablosky marcando estilo propio, arremangado y “peluo”. Quizá los podemitas no sepan que las formas hay que guardarlas. Todos nos arremangamos, nos tiramos pedos, escupimos, meamos y cagamos, pero eso sí, cada cosa en su sitio. El ir en camisa, arremangado, peluo y sin ducharse no es de izquierdas, es de gilipollas, de cerdos o de maleducados. O de las tres cosas juntas. Ojo, y lo digo yo que soy, por propia naturaleza, un transgresor de normas pero no de formas.

Pablo Iglesias es un autentico “fake” de la política y el que tenga cinco millones de seguidores sólo demuestra la mella que ha hecho la Educación endogámica en los últimos 35 años con los dialectos separatistas. Véanse los principales feudos de podemos: Galicia, Vascogadas, Cataluña, Valencia y Baleares. Todos con dialecto propio. ¿Es que nadie se ha dado cuenta?

Últimamente el “Sistema” ha levantado las alfombras sobre la financiación de Pablo Iglesias y Podemos, pues mire usted, todos los partidos que han tocado poder se han financiado ilegalmente menos Podemos que lo ha hecho antes de llegar al gobierno. Pero es más, Podemos es el único Partido que se ha financiado de un país donde cuelgan a los maricones, cortan el clítoris a la niñas, apedrean a las mujeres, las someten como perras con trapos en la cabeza, las inhabilitan como seres humanos y les eliminan todo resquicio de dignidad. No puedo comprender cómo una sola mujer o un solo homosexual en este país puede ser simpatizante de Podemos.

Demasiadas cosas se ciernen en torno a Pablosky y toda su troupe. ¿No será Pablo Iglesias un topo islámico introducido en nuestra sociedad con estrategias políticas? Lo es, o por lo menos parece el tonto útil del islam. A mi cada día me lo parece más.

Los pilares de cualquier país son la unidad territorial y el idioma, romper estos dos cimientos sería como tender una alfombra roja para la entrada de la islamización en España, por ejemplo. Lo de los dialectos tribales ya está impuesto, ahora viene la plurinacionalidad. ¡Seguid jugando imbéciles!

El colmo ha sido ver al “fake” Pablo Iglesias formando un Gobierno de paridad en la sombra y autoproclamarse vicepresidente del futuro Gobierno de España. A todo esto sin contar con el tonto de turno Pedro Sánchez, humillándolo y haciéndole perder hasta la dignidad.

Y digo yo, si proponen que el Presidente marioneta sea Pedro Sánchez, ¿el vicepresidente no debería ser una mujer? ¡¡Ah, la paridad es a partir de Pablo Iglesias!! Más que paridad, lo que parece es una parida zurdosa más.

Las ideologías se pierden cuando se llega al poder menos Podemos que las pierde por el camino antes de llegar.

Si finalmente Pedro Sánchez se encama con Pablo Iglesias terminará con el culo como un colador y el PSOE como CIU. Alguien debería contarle la moraleja de la rana y el escorpión que tanto ha recordado Federico Jiménez Losantos últimamente. En todo caso formar Gobierno con minorías de Mareas, en Comú, Izquierda Unida, Compromís, etarras y demás hierbas es en toda regla fraude de ley y un fraude moral.

La única solución que yo veo es que cada uno barra su casa para repensar una nueva España con un solo territorio y un solo idioma, como cualquier país, y que los putos dialectos tribales vuelvan a sus casas de donde nunca debieron salir para romper España. Así que Rajoy, lárgate y llévate a Soraya que aquí hace falta un Gobierno que defienda el español y España.

Criticón Digital