pequeño nicolas

Parece que el Pequeño Nicolás sigue haciendo méritos para mantener su "tirón" mediático intacto. Aunque últimamente sus apariciones habían perdido algo de fuelle en los audímetros, este viernes se aplicó intensamente para recuperar el favor del público en Las Mañanas de Cuatro de Jesús Cintora y, a juzgar por lo que sucedió en las redes sociales, parece que lo logró. 

Francisco Nicolás Gómez Iglesias volvió a Cuatro después de su discreto paso por Todo va bien y lo hizo por todo lo alto: con un agrio enfrentamiento con una de las habituales tertulianas de Cintora, la impresentable monja argentina sor Lucía Caram, que ya en las presentaciones le llamó "prepotente" por un tuit: "Era irónico. Me parece que una monja de clausura debería estar más en el convento rezando que diciendo "árbitro ladrón". ¿Usted es una monja o una entrevistadora? Me pregunta como si fuera la presentadora", le dijo.

La cosa empeoró cuando Francisco Nicolás aseguraba que la política actual sirve "para el beneficio propio, no para los ciudadanos", la controvertida monja le espetó furiosa con un "¡para beneficio propio, delincuente!" a lo que el joven respondió con un "¡no se vuelva energúmena! ¡Dios la va a castigar! ¡Es una vergüenza!".

Por lo demás, Gómez Iglesias confesó que el poder era su droga y que le encantaban "el coche oficial, el palco del Bernabéu": "Pues sí. Pero la gente comete errores y aprende. Al menos, yo lo reconozco". También lamentó que en EEUU, "uno con 18 puede crear Facebook, y uno con 20 no puede ser nadie en España", y defendió que "si un político ve que valgo, que ponga todos los medios del Estado para ayudarme. En EEUU, si tienes 18 años y ven que eres bueno, te apoyan". 

Claro que Cintora tampoco se libró de sus dardos cuando le recordó la carta de recomendación del secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz: "No mezcles el paro con una carta. No seas populista, pareces de Podemos", le espetó él.

Precisamente con una dirigente de Podemos, Irene Montero, debatió Nicolás: "Utilizan un juego muy feo. Cuando los partidos tenéis un caso muy turbio, lo distraéis muy bien. Pero al final, toda la idea que teníais, que era muy buena, se está yendo al garete. Monedero, turbio; la novia de Pablo, turbio; Errejón, turbio. ¿Le parece que el himno de España es fachoso y retrógrado? ¡Contésteme a la pregunta!". 

Sobre si irá a la marcha de Podemos, Nicolás mostró su faceta más escéptica: "Decía que está enmierdado el PP, como el PSOE, como IU y como Podemos. Por eso, no voy a ir a la manifestación de un partido que está lleno de mierda".

Criticón Digital